octubre 16, 2004

Mi Vida en Música: Más omisiones

Es extraña la manera en que opera la memoria.

Comentaba con un amigo sobre la música que escuchábamos cuando eramos niños y me preguntó cual fue el primer concierto al que asistí. Empecé a hacer memoria y cuando encontré la respuesta, ésta no fue la que yo mismo esperaba.

El primer concierto en mi vida fue de la Orquesta Filarmónica de la Ciudad de México presentando un programa de Mozart para niños. No lo puedo asegurar pero me parece que debe haber sido en la sala Ollin Yoliztli, pues recuerdo que ese mismo día fue la primera vez que vi el Anillo Periférico, y debe haber sido a los cuatro o cinco años pues yo estaba en pre-escolar. Fue una salida grupal, donde al menos dos grupos fuimos llevados en autobuses al concierto.

Lo cual cambia un poco la noción que tenía de haber tenido mi primer contacto con la música clásica a traves de las caricaturas. Y no sé si haya influido, pero hasta hoy día mi compositor favorito sigue siendo W. A. Mozart.

Y por otro lado, ayer viernes se cumplieron setenta años de la primera aparición en radio de Cri-Cri, el Grillito Cantor. Francisco Gabilondo Soler fue un músico y compositor autodidacta con un programa radiofónico de música infantil transmitido de 1934 a 1961. Pero su influencia siguió presente por muchos años más y es considerado aún hoy día como uno de los más grandes exponentes de la música infantil alrededor del mundo.

Omisiones tal vez inexplicables, pero reparadas ahora.

Ahora si, a lo que sigue.
google-site-verification: google16104568f5df7b5d.html