noviembre 14, 2005

Clase Política sin Clase

Despierto esta mañana para encontrarme con el más reciente capítulo del enfrentamiento entre los Presidentes de México y Venezuela, Vicente Fox y Hugo Chávez. Resulta que al Sr. Chávez se le ocurrió lanzar una advertencia al Presidente Fox durante un programa de televisión transmitido allá en Venezuela:
"Sr. Presidente Fox, no se meta conmigo, caballero o va a salir espinado, espinado"
La reacción del gobierno mexicano consistió en exigir una disculpa inmediata del gobierno venezolano y de no recibirla se le pedirá al embajador mexicano en Venezuela que abandone la embajada y regrese a territorio mexicano. Y a mi no me parece que se trate de la reacción más apropiada.

Es de sobra conocido que el Sr. Presidente Chávez es una persona poco seria y nada formal, y que no le cuesta nada de trabajo llegar a niveles de patanería que lo convierten en un auténtico barbaján, así que veo muy difícil que se llegue a dar una disculpa de su gobierno.

Por otro lado, el caracter dicharachero y echador del Presidente Fox provoca que muchas veces se le vaya la boca y diga las cosas de la manera menos adecuada y/o en el momento menos oportuno. O lo que es lo mismo, es muy fácil que públicamente quede como un tonto. Pero a fin de cuentas es nuestro tonto y considero inaceptable la actitud del Presidente Chávez.

Y no estoy proponiendo que el Presidente Fox caiga en su juego de dimes y diretes, pero cabe recordar que tenemos un vocero presidencial que en muchas ocasiones ha demostrado ser tremendamente ocurrente, además de gran admirador de Cantinflas. Tal vez podría dársele otros usos a su "talento" y hacerlo emitir un comunicado al Presidente Chávez y al gobierno venezolano para hacer de su conocimiento que se recibió su mensaje y que es algo que el gobierno mexicano ya esperaba.

Porque uno no puede tratar con nopales con la esperanza de no salir espinado.
google-site-verification: google16104568f5df7b5d.html