enero 12, 2007

NFL: Juegos Divisionales

Este fin de semana entran en actividad los cuatro equipos que descansaron la semana pasada y reciben a los ganadores de los duelos de comodines. En la Conferencia Americana los Potros visitaran a los Cuervos en tanto que los cargadores recibirán a los Patriotas. En la Nacional las Águilas viajarán a Nueva Orleans para enfrentarse a los Santos, en tanto que los Halcones Marinos se preparan para un frío recibimiento ante los Osos.

La Conferencia Nacional presenta dos juegos que en el papel lucen bastante desequilibrados. Los Santos de Nueva Orleans fueron la mejor ofensiva de la liga gracias a que tienen uno de los ataques con mayor diversidad de armas. Tienen un QB sólido en Drew Brees, una pareja de receptores que combina experiencia y juventud en Marcus Colston y Joe Horn, y un sólido ataque terrestre encabezado por Deuce McAllister y con la adición de Reggie Bush, quien cada vez está corriendo mejor y fue además el receptor más frecuente para Drew Brees. Deben vencer a las Águilas sin mayores complicaciones.

Los Halcones Marinos derrotaron a los Vaqueros más por los errores de éstos que por mérito propio, y esa es tal vez la única forma en que pudiesen derrotar a los Osos de Chicago. Para los Osos la gran interrogante es el QB, pues Rex Grossman es una auténtica encarnación del Dr. Jeckyll y el Sr. Hide y nadie sabe si jugará el cirujano o la bestia. En el último juego de la temporada regular tiro 12 pases, de los cuales solo completó 2 y sufrió 3 intercepciones. Su suplente es Brian Griese, hijo del legendario QB de los Delfines de Miami Bob Griese. Tiene experiencia y es difícil verlo cometer errores costosos. Los Osos no debieran sufrir demasiado para llegar a la final de la Conferencia.

En la Americana los duelos serán mucho más cerrados. Los Cuervos tienen una defensiva que ya es comparada con la que les diera el campeonato en el 2000 y enfrentan a unos Potros que mostraron un ataque deficiente la semana pasada contra los Jefes. La ofensiva de los Cuervos comandada por el veterano Steve McNair es bastante sólida pero no espanta a nadie y el regreso de Bob Sanders al cuadro defensivo de los Potros parece haberlos despertado de su letargo. Creo que será un duelo muy cerrado pero los Cuervos lograrán imponerse.

Los Cargadores son tal vez el equipo más balanceado de la liga. Una gran defensiva que presiona al QB y no regala nada a los corredores y un poderoso ataque basado en el mejor corredor de la liga, Laidanian Tomlison. Cuentan con uno de los staffs de coacheo más experimentados de la liga, con Martin Shottenheimer al mando y Wade Philips a cargo de la defensiva. Pero es precisamente ese el punto débil del equipo. Shottenheimer tiene fama de no saber hacer los ajustes necesarios y de permitir que su equipo sea superado en la post-temporada por escuadras aparentemente más débiles, y enfrente tendrá a Bill Bellichick, quien se ha hecho de una reputación por apuntalar a su equipo para los juegos importantes y ganarlos gracias a su planteamiento táctico y a la perfecta ejecución de sus jugadores. Si había un equipo que Shottenheimer quisiese evitar, seguramente serían los Patriotas. Sin embargo, creo que San Diego logrará imponerse.

Aclaro que para mi no sería ninguna sorpresa que alguno de los dos visitantes, o incluso ambos, en lo que a la Conferencia Americana se refiere, pudieran alzarse con la victoria. Sea como sea, creo que serán los dos juegos más interesantes y cerrados del fin de semana y debieran representar un festín para cualquier aficionado al futbol americano.
google-site-verification: google16104568f5df7b5d.html