febrero 18, 2007

Personalidad Manipuladora Chantajista

Quienes me conocen pueden llegar a sacar la conclusión de que esto será un texto introspectivo con alguna profunda reflexión sobre mi manera de ser o actuar, pero siempre he dicho que esa percepción que algunas gentes tienen de mi está completa y absolutamente basada en especulaciones sin fundamento y no existe ningún argumento presentado de manera objetiva que pudiese justificarla. Así que, para dejarlo claro, no, no estoy hablando de mi.

El título de esta entrada viene de algo que encontré hace unos días. Sé perfectamente que la escasa actividad que mostró este blog durante el mes pasado provocó que los cuatro lectores regulares que tenía dejaran de visitarlo, y el contador que tiene está ahí mayormente por costumbre y rara vez checo los reportes del mismo. Sin embargo, hace algunos días le eché un vistazo. Uno de los aspectos que siempre me ha causado curiosidad es las búsquedas que llevan a la gente a algún sitio en particular, así que suelo revisar esa información cada vez que abro los reportes. Y para los primeros días de febrero me encontré con el reporte que se puede ver a la derecha. Abajo está en detalle la búsqueda que llamó mi atención.



Lo primero que pensé fue "¿Por qué alguien podría estar interesado en buscar información sobre PERSONALIDAD MANIPULADORA CHANTAJISTA?", seguido casi de inmediato por un "¡Hey!, ¿Y por qué alguien buscando esa información habría de ser dirigido a mi blog?". Imagino que en este punto esas personas antes mencionadas quienes supuestamente dicen conocerme -y no me malinterpreten, la mayoría de ellos son mis amigos- deben estar riéndose y pensando que es algo que eventualmente tendría que suceder, la web poniéndose al día conmigo y revelándome por lo que soy en realidad. Pero están equivocados. Una vez más.

Supongo que mi primer argumento sería "Si lo leíste en internet eso no prueba nada", dado que siempre he sido creyente de la idea de que el concepto de "realidad de consenso" no puede ser virtual, o lo que es lo mismo, la red no es infalible. Realidad de consenso si, realidad de consenso virtual no. Pero mi curiosidad fue mayor y decidí corroborar personalmente la presunta búsqueda. Así que puse en Google la búsqueda arriba citada y me dispuse a revisar los resultados. La primera página -o una parte de ella- de los resultados pueden verla a la izquierda de este párrafo.

Y si, el séptimo resultado en esa lista corresponde a un texto hallado en este blog, como pueden ver a continuación.


Así que, en efecto, buscar PERSONALIDAD MANIPULADORA CHANTAJISTA en Google pondrá a este blog entre los primeros resultados. Pero el texto en cuestión no es acerca de mi. De hecho, el enlace en cuestión corresponde a los archivos de septiembre del 2004, en donde se puede hallar la entrada correspondiente al jueves 16 de septiembre de ese año, titulada "Que poca abuela".

Así que lamento desilusionarlos, pero la persona descrita como manipuladora y chantajista es mi abuela, no yo.
google-site-verification: google16104568f5df7b5d.html