marzo 18, 2007

Domingo de 10...

Aprovechando que esta semana se estrena finalmente The Good Shepherd (El Buen Pastor), Hago un recuento de mis películas de espías favoritas, sin ningún orden en particular.
  • No Way Out. La he visto en español con los títulos Sin Salida y Sin Escape Alguno. Dirige Roger Donaldson y actúan Kevin Costner, Gene Hackman, Will Patton y Sean Young. Hackman es el Secretario de Defensa de los Estados Unidos, quien en un arranque de cólera y celos asesina a su amante (Young). Su asistente (Patton) le recomienda ocultar la situación e inventa una historia para encubrirlo. Reune a un equipo de oficiales en el Pentágono y les informa que el Secretario tenía una amante, la cual acaba de ser asesinada por un espía ruso de nombre código Yuri, quien aparentemente también era amante de la chica. La investigación queda en manos de un oficial naval recién transferido (Costner), quien sabe que la historia es un fraude... porque él era el otro amante de la chica. Es una de las mejores películas de suspenso que he visto en mucho tiempo y a la fecha me parece que tiene uno de los mejores finales de la historia reciente del cine hollywoodense.
  • Mission: Impossible. Dado que ninguna de las tres de la saga me parece completamente realizada (aclaro, la 3 me dio tanta flojera que no la he visto completa), las incluyo en conjunto. La primera, dirigida por Brian DePalma, empieza muy bien, pero DePalma se clava en la atmósfera oscura y de misterio que rodea la vida de sus personajes y la película toma un ritmo semilento que para cuando la película termina deja un gusto agridulce la percepción del espectador. La segunda, dirigida por John Woo, es todo lo contrario, y tal vez se trata de la mejor cinta de acción que Woo ha hecho desde que emigró a Hollywood. La única razón por la que no es perfecta es porque la segunda mitad de la película se olvida por completo de la intriga y el suspenso a favor de las secuencias de acción. Aún así (o tal vez precisamente por eso) es la mejor de la saga.
  • James Bond. Sé que en una lista de películas de espías forzosamente tengo que incluir algo del 007, pero siempre he tenido la impresión de que la serie abusa de una serie de clichés que terminan por limitar y minimizar el género. Sin embargo, hay varias de ellas que son bastante rescatables, entre las que destacaría Goldfinger, From Russia With Love, Golden Eye, y la más reciente de todas (que a mi juicio pudiese ser la mejor), Casino Royale. Bond es la personificación del agente secreto como un ser rodeado de glamour y cuyo trabajo es auxiliado por increíbles gadgets de alta tecnología, y la razón por la que elegí las películas que menciono son las que mantienen esas características a un nivel mínimo, lo cual las dota de un aire de realismo y credibilidad que la serie perdió completamente durante la etapa en que Roger Moore interpretó al famoso agente.
  • Austin Powers. Siempre he visto a Austin como una consecuencia natural del abuso de elementos fantásticos en las películas de Bond. Llegaron tan cerca del humor involuntario y la farsa que era solo cuestión de tiempo para que alguien decidiera explorar el resultado de cruzar la línea. La interpretación que hace Mike Myers del carismático superagente británico es hilarante, parodiando y homenajeando al mismo tiempo muchos de los elementos más populares del 007. La primera cinta me parece la más completa, pues consigue contar una historia mientras se mofa del género. La segunda es muy divertida, pero debido a que todo el humor es referencial la capacidad del espectador de disfrutarla depende proporcionalmente del conocimiento que tenga del género de espías. La tercera la hallé extremadamente redundante, pero la secuencia pre-créditos y el trabajo de Michael Caine compensan y bien valen el boleto.
  • Hitchcock. No podía poner solo una. Si bien el maestro del suspenso nunca hizo una película que pudiese ser considerada o catalogada enteramente como "de espías", muchos de sus thrillers involucran elementos propios del género y sin duda deben haber sido inspiración para más de un guionista o director en ciernes. The Man Who Knew Too Much (El Hombre que sabía demasiado), The 39 Steps (Los 39 Escalones) y Sabotage (Sabotaje), tienen tramas en las que civiles inocentes se ven involucrados en conspiraciones y tramas de espionaje e intriga internacional, en tanto que Secret Agent (Agente Secreto) es protagonizada por un espía profesional. North by Northwest (Intriga Internacional) la cuento como un caso aparte, pues se trata de una cinta más compleja y funciona en diferentes niveles, así que no sabría si considerarla como un homenaje, una parodia, una cinta seria, o todas las anteriores.
  • The Bourne Identity. La importancia del novelista Robert Ludlum para el género del espionaje es considerable y por ello siento la necesidad de incluir algo basado en su trabajo. Muchos de sus libros han sido adaptados al cine, mayormente en cintas de bajo perfil como The Holcroft Covenant y The Ostermann Weekend. Recientemente (2002 al presente) se está adaptando la Saga de Jason Bourne, con Matt Damon en el papel principal. Solo he visto la primera de ellas, The Bourne Identity. La tercera, The Bourne Ultimatum, será estrenada este verano. The Bourne Identity no es una mala película. De hecho, considero que es competentemente buena. Con un elenco complementado por Franka Potente, Chris Cooper, Brian Cox y Julia Stiles, Identity cuenta inteligentemente una historia de intriga y suspenso. Sin embargo, la familiaridad que tengo con el material de origen me impidió disfrutarla de modo adecuado, pues la historia apenas respeta los nombres de los protagonistas y un par de situaciones de la novela. Hace varios años hubo una versión hecha como miniserie para televisión protagonizada por Richard Chamberlain y Jaclyn Smith, la cual es más fiel al libro y la que siempre he preferido por encima de la versión cinematográfica.
  • XXX. Esta encajaría en la misma categoría que Austin Powers, aunque por razones diferentes. Con la constante escalada de exageraciones en las películas de Bond era cuestión de tiempo antes de que alguien pensara en llevar las cosas más lejos. No recuerdo el slogan de la película, pero algo como "Un nueva clase de amenaza necesita una nueva clase de agente secreto", y eso es precisamente la mejor descripción que se puede hacer del protagonista de la película. Xander Cage (Vin Diesel) es un rebelde a quien muchos considerarían irresponsable y peligroso, y son precisamente esas cualidades las que llevan al encargado de una división antiterrorista de la CIA (Samuel L. Jackson) a "reclutarlo" como su nuevo operativo de campo. Las secuencias de acción son exageradas más allá de toda credibilidad y lo alocado de los artilugios tecnológicos usados por Xander rivaliza los momentos más camp de la saga de Bond (excepto tal vez por Die Another Day, la cual raya en la franca y descarada estupidez), pero el carisma de Diesel y el tono de la cinta hacen que resulte una experiencia bastante disfrutable. Sin mencionar, claro, la participación de Asia Argento.
  • John LeCarré. Tal vez el autor de novelas de espías más llevado a la pantalla, Le Carré gozó de gran popularidad durante la Guerra Fría y sus historias son mucho más realistas que la mayoría de las que usualmente llenan el género. Menciones notables: The Russia House (La Casa Rusia), The Tailor of Panama (El Sastre de Panamá), The Spy that Came Out of the Cold (El Espía que surgió del Frío), The Little Drummer Girl (La Chica del Tambor). Los espías de sus novelas han sido interpretados por actores como Richard Burton, Alec Guinness, Anthony Hopkins, Michael Caine, Sean Connery y Pierce Brosnan (¡Dos Bonds!). Personalmente prefiero sus libros a las películas, pero me parece que en general se han hecho adaptaciones inteligentes y bastante competentes. Me falta ver el trabajo de Sir Alec Guinness, ya que este apareció en dos miniseries de televisión producidas por la BBC y no es tan fácil conseguirlas en DVD.
  • Tom Clancy. Uno de los autores más exitosos en la actualidad (sin mencionar que es uno de mis escritores favoritos), Clancy cambió la percepción masiva de los espías con sus novelas de Jack Ryan. Ryan no es un superhombre altamente entrenado en toda clase de disciplinas de combate, y cada vez que se enfrenta a un agente enemigo es el instinto de conservación lo que logra sacarlo adelante. Ryan siempre trabaja mejor sentado en un escritorio frente a una computadora o revisando archivos y reportes. Después de todo, ese es el trabajo de un analista de inteligencia. La primera novela de Clancy llevada al cine fue The Hunt for Red October (La Caza al Octubre Rojo), dirigida por John McTiernan y con las actuaciones de Alec Baldwin, Sean Connery, Sam Neill, James Earl Jones y Roy Schneider, y sigue siendo mi favorita. Patriot Games (Juegos de Patriotas), Clear and Present Danger (Peligro Inminente) y The Sum of All Fears (La Suma de Todos los Miedos) son buenas y entretenidas, pero creo que no logran capturar la intriga, vueltas de tuerca y gran atención al detalle que son la marca de los libros de Clancy del mismo modo que The Hunt. Supuestamente debe haber más adaptaciones en el futuro, pues Ben Affleck firmó un contrato para ser Jack Ryan en al menos tres películas, y Clancy se sentía tan a gusto con él que incluso anunció la aparición de varios libros que suceden años atrás, protagonizados por un Ryan más joven que el que aparece en las novelas clásicas de la serie.
  • The Assignment/The Art of War. Christian Duguay es uno de los mejores directores de acción que hay en Hollywood y me parece una pena que su trabajo no sea adecuadamente reconocido. The Assignment (Caza al Terrorista) tiene una trama con más coincidencias con la novela de The Bourne Identity que la adaptación de esa novela. Un agente de la CIA y su contraparte del Mossad entrenan a un agente para que imite a Carlos "El Chacal" Sanchez, con la idea de que el auténtico Chacal se vea forzado a salir de su escondite para cazar al copycat que usurpa su nombre. Actúan Donald Sutherland, Ben Kingsley y Aidan Quinn. The Art of War (El Arte de Matar) es todo lo que se suponía debiera ser Mission: Impossible. Un equipo encubierto de operaciones especiales de la ONU es víctima de una emboscada y se les acusa de haber asesinado a un diplomático chino. Los miembros del equipo son asesinados uno a uno hasta que solo el líder de campo queda libre. Intriga internacional, traiciones burocráticas y algunas de las mejores peleas que he visto en cine hacen de The Art of War uno de los secretos mejor guardados del cine de acción. Actúan Wesley Snipes, Michael Biehn, Anne Bancroft y Donald Sutherland.

Se me acabaron los diez lugares acostumbrados, así que algunas menciones honoríficas.
  • True Lies (Mentiras Verdaderas) es la respuesta de James Cameron a la saga de Bond. Actúan (por así decirlo) Arnold Schwartzenneger, Jaimie Lee Curtis y una muy joven Elizha Dushku. El resultado es más comedia que acción pero resulta muy entretenida. Hace años que se rumora una secuela.
  • The Manchurian Candidate (El Embajador del Miedo), la original, dirigida por John Frankenheimer y estelarizada por Frank Sinatra, es un thriller de suspenso donde el lavado de cerebros por parte de las agencias de espionaje es una realidad. Del mismo director mencionaría Ronin, que tampoco es completamente de espías pero contiene suficientes elementos del género.
  • Confessions of a Dangerous Mind (Confesiones de una Mente Peligrosa) fue el debut directorial de George Clooney y trata sobre un agente encubierto de la CIA, cuyo trabajo es matar a supuestos agentes enemigos. Interesante mezcla de elementos de espionaje clásico de la Guerra Fría con altas dosis de humor negro. El guión es de Charlie Kauffman.
  • Syriana. Tampoco es propiamente una película de espias, pero el sub-plot de George Clooney como el veterano agente enviado a asesinar al hijo de un magnate petrolero es una de las partes más interesantes de la película.
  • Flint. James Coburn protagonizó dos películas que intentaron ser una respuesta al éxito de las primeras películas de Bond, ambas con menor presupuesto pero bastante entretenidas. Sé que Dean Martin también protagonizó una saga de tres o cuatro películas del agente Matt Helm, que también era una respuesta al 007, pero nunca las he visto.
Las series de TV no están contempladas aquí, así que tal vez aparezcan en algún futuro post. En cuanto a The Good Shepherd, espero verla mañana y comentarla en unos cuantos días.
google-site-verification: google16104568f5df7b5d.html