mayo 17, 2007

Disturbia

Kale Brecht era un ejemplo del perfecto adolescente americano: buen hijo, inteligente, responsable, y parte de una familia modelo, con todo y casa en los suburbios. Pero tras la muerte de su padre, Kale se convierte en un joven apático e irresponsable, cuya madre es incapaz de lidiar con todas las complicaciones que implica convertirse en el único soporte de la familia y criar sola a un hijo. Cuando Kale golpea a uno de sus profesores en la escuela, es simplemente otro problema en una creciente lista de ellos. Cargado con asalto y dado su reciente historial de problemas, Kale es condenado a pasar tres meses bajo arresto domiciliar, para cuyo efecto le es colocado un brazalete electrónico en el tobillo, el cual emite una alarma si intenta salir de su casa. Luego de que su madre cancela sus suscripciones a los servicios de descarga de música y videojuegos en línea, Kale decide emplear su tiempo en otra actividad: espiar a sus vecinos. Entre parejas infieles, niños traviesos y demás excentricidades propias del vecindario, Kale se concentra en dos objetivos favoritos: el Sr. Turner, un vecino misterioso de quien sospecha pudiese estar conectado con algunas desapariciones recientes de mujeres en la región, y Ashley, su nueva vecina que gusta de tomar el sol y nadar en bikini.

Cuando Ronnie, el mejor amigo de Kale, regresa de sus vacaciones, gustoso se une al recién descubierto pasatiempo de su amigo. Juntos pasan la mayor parte del día espiando a los vecinos, hasta que Ashley se aparece un día por la casa y se une a la vigilancia sobre el enigmático Sr. Turner y les ayuda a recabar información sobre su pasado. A partir de ahí la cinta se convierte en una historia de suspenso convencional, la cual seguramente más de uno podría calificar como "Hitchcock light". Y ciertamente tiene algunas similitudes argumentales con el clásico del Amo del Suspenso, Rear Window (La Ventana Indiscreta), a grado tal que hace algunos años se canceló su producción para evitar que se estrenase en alguna fecha demasiado cercana al remake de esa película que protagonizó el difunto Christopher Reeve.

Sin embargo, la película está bien realizada. Incluso con el triesgo que representa para todo thriller incorporar una relación romántica, el guión y dirección integran todas las partes de un modo impecable, evitando que la película pierda enfoque o fuerza. El director es D.J. Caruso, quien cuenta con una amplia experiencia dirigiendo series de televisión, particularmente destacando su trabajo en varios episodios de la exitosa serie policiaca The Shield. Para cine ha realizado Taking Lives y Two for the Money, pero no he visto ninguna de las dos, así que prefiero no comentar sobre su cuerpo de trabajo.

En cuanto a las actuaciones, Shia Labeouf se está convirtiendo rápidamente en un protagonista sólido y Disturbia es su mejor trabajo a la fecha. Sarah Roemer no tiene mayor complicación pues su papel depende más de verse bonita que de su actuación, en tanto que David Morse hace un extraordinario trabajo dando vida al Sr. Turner. Por cierto, Morse es actor de método, razón por la cual su trabajo suele caracterizarse por algunas excentricidades, como la revelada por sus jóvenes co-protagonistas en el sentido que Morse se rehuso a hablar o convivir con ellos durante toda la filmación, llegando realmente a tratarlos y conocerlos únicamente hasta que terminaron de filmar. El único punto bajo puede ser el trabajo de Carrie-Ann Moss, quien ofrece una actuación plana y sin gracia, sin poder nunca convencernos de que se trata de una estresada madre tratando de sobrellevar la vida con su hijo ante la falta de su esposo.

Resumiendo, Disturbia es una película entretenida y bien realizada. La historia es bastante directa y carece de giros inesperados, lo que puede llegar a hacerla predecible. Pero la realización de la película fue tan correcta y cuidada que esos detalles no interfieren con la capacidad del espectador para disfrutarla. Aún si en efecto se tratase de una versión ligera y para jóvenes de Rear Window, sigue resultando una mejor opción que la mayoría de las películas actualmente en cartelera.
google-site-verification: google16104568f5df7b5d.html