mayo 13, 2009

Spartan

David Mamet es desde hace muchos años uno de mis guionistas favoritos, aunque tal vez debería decir autor en vez de guionista. Escritor de teatro, ensayista, guionista director y productor de cine y TV, Mamet es una de las figuras más imitadas y respetadas dentro del entretenimiento norteamericano. Ganador de toda clase de premios literarios, teatrales y cinematográficos, Mamet alterna su tiempo escribiendo para cine y teatro, además de fungir como productor de una serie de TV y colaborar regularmente en el Huffington Post.

Algunos de los guiones que ha escrito son The Postman Always Rings Twice (El Cartero Siempre Llama Dos Veces), The Untouchables (Los Intocables), Hoffa, Glengarry Glen Ross, American Buffalo (Búfalo Americano), Wag the Dog (Escándalo en La Casa Blanca), Hannibal, Heist (Asalto), Spartan (Búsqueda Desesperada) y Redbelt. Como director cuenta entre sus créditos State and Main, Heist, Spartan, y Redbelt, entre otras. Spartan pasó brevemente por la cartelera mexicana hace unos años, con una efímera permanencia en la misma pese a estrenarse más de un año después que en los Estados Unidos. Lamentablemente no la pude ver en cine, pero hace algunos días lo hice en DVD.

Val Kilmer interpreta a Bobby Scott, un marine retirado que trabaja como instructor reclutando y seleccionando personal para una unidad encubierta de operaciones especiales. Tras com,pletar uno de sus campamentos de entrenamiento se le ordena presentarse en una operación de emergencia organizada en Boston. Al presentarse en el sitio se le informa que Laura Newton (Kristen Bell), estudiante de Harvard e hija del presidente, ha desaparecido. Él y su unidad deben ayudar a localizarla antes de que la noticia de su desaparición se filtre a los medios, lo que sucederá irremediablemente en dos días, cuando tenga que presentarse de regreso a clases.

Una rápida investigación en el campus lo dirige a un bar donde aparentemente algunas estudiantes venden favores sexuales a hombres adinerados. En el bar encuentra a un proxeneta, quien con un poco de... persuasión, le da la localización de un burdel que se encarga de colocar a las estudiantes. Al investigar el lugar algunas de las prostitutas confirman haber visto ahí a Laura, pero le dicen que fue drogada y sacada de ahí más temprano. Tras seguir varios indicios Scott y su grupo deciden que Laura fue secuestrada por una pandilla de tratantes de blancas que ignoran la identidad de Laura. Ahora su preocupación es encontrarla antes de que se difunda su desaparición, pues podrían matarla para proteger el funcionamiento de su organización.

Un prisionero federal de origen árabe parece estar conectado con los traficantes de mujeres, así que se prepara una operación para que Scott le ayude a escapar de la custodia durante un traslado de prisión para ganarse su confianza. La operación tiene éxito, pero tras un encuentro con agentes en una estación de servicio Scott se ve obligado a matar al convicto, alterando así el plan para rescatar a Laura. Habiendo averiguado que las mujeres norteamericanas son llevadas a una casa en Dubai, se prepara un grupo para realizar un asalto y extracción, pero en la víspera de la partida del grupo se filtra la noticia de la desaparición de Laura. Casi de inmediato se reporta que su cuerpo fue hallado junto con el de uno de sus profesores cerca de un bote, por lo que la misión es cancelada.

Scott regresa a su casa con intenciones de retomar su vida civil, pero es contactado por Curtis (Derek Luke), uno de los nuevos miembros de su unidad, quien parece haber hallado evidencias de que Laura nunca estuvo en el bote con su profesor y en realidad fue enviada a Dubai. Scott y Curtis reanudan la investigación por su cuenta, pero luego de ser atacados por un francotirador Curtis muere y Scott escapa apenas. Convencido de que la supuesta muerte de Laura fue orquestada por el gobierno para evitar un escándalo mayor, Scott decide llevar a cabo el rescate por su cuenta.

Uno de los elementos más fuertes en los guiones de Mamet es el desarrollo de personajes. Cada uno de ellos tiene sus propios conflictos internos, y la forma de lidiar con ellos va definiendo su personalidad conforme va avanzando la historia, lo que da como resultado situaciones dramáticas creíbles y realistas, pues cada personaje es un individuo reaccionando a las situaciones que se van presentando de un modo natural, lo que da a sus películas una fluidez pocas veces vista. Esta cualidad en su trabajo es muy apreciada por crítica y audiencia, junto con los siempre peculiares diálogos de sus personajes, quienes constantemente se enfrascan en enfrentamientos verbales llenos de frases citables. Aquellos que admiran a Tarantino por sus afilados diálogos deberían poner atención a quien sin duda es su modelo a seguir en ese aspecto.

Spartan es un fascinante retrato de la disciplina que caracteriza a las fuerzas especiales del ejército norteamericano, al tiempo que cuenta una historia humana, tocando temas tan crudos como la trata de blancas y la corrupción en el gobierno, así como los extremos a que la clase en el poder está dispuesta allegar con tal de mantener su lugar. Destacable resulta también la interpretación de Val Kilmer, quie se unió al proyecto luego de que un amigo común lo pusiera en contacto con Mamet, quien pasaba algunos problemas para financiar el proyecto. Seducido por el original tratamiento planteado por Mamet para contar la historia, Kilmer accedió a participar por un salario menor al que acostumbra percibir.

El título de la película (Espartano) es una referencia a una frase utilizada por los rangers norteamericanos, "one riot, one ranger", que se traduciría como "una revuelta, un ranger". Cuando Laura pregunta a Scott si su padre lo envió, el contesta que sí. "¿Un solo hombre?", se queja ella. Scott le menciona la cita anterior, "¿No lo habías escuchado?". Ella sonríe y le cuenta que Leonidas, rey de Esparta, solía responder a las solicitudes de ayuda militar de otras ciudades enviando un solo soldado.

Para ayudar con la preparación de Val Kilmer y obtener asesoría respecto a algunos elementos del trabajo de fuerzas especiales, Mamet contrató a varios especialistas con antecedentes militares. Uno de estos fue Eric Haney, Sargento Mayor retirado con más de veinte años de experiencia y miembro fundador del grupo de élite Fuerza Delta. Haney escribió un libro titulado Inside Delta Force, que fue de donde Mamet obtuvo la idea de hacer una película protagonizada por un operativo de fuerzas especiales. La colaboración entre Haney y Mamet los llevó a la creación de la serie de TV The Unit (La Unidad), misma que espero comentar en otra ocasión.
google-site-verification: google16104568f5df7b5d.html