enero 19, 2010

Zombieland

Normalmente el género conocido como "comedia de terror" engloba películas clase b de diversa temática, y lamentablemente hay pocos caso en que funciona más allá de unas cuantas risas. Como resultado, la mayoría de las películas consideradas como parte de este género no fueron pensadas así, pues los elementos de comedia suelen ser involuntarios. Obviamente hay excepciones, y entre ellas algunas muy buenas películas, como podrían ser Evil Dead, An American Werewolf in London, o más recientemente, Shaun of the Dead.

Zombieland (Tierra de Zombies) ha sido fuertemente comparada con Shaun of the Dead precisamente por tratarse de una película de zombies, pero en realidad hay muy pocas características o temas que compartan ambas películas. Ruben Fleischer, el director de Zombieland, declaró varias veces antes del estreno de la película que Shaun of the Dead había sido una fuerte fuente de inspiración al acercarse al material, pero dudo que en algún momento haya tenido la intención de dar a entender que había sido creada como una respuesta o seguimiento a la cinta de Edgar Wright y Simon Pegg. De hecho, el origen de Zombieland no fue como un proyecto para cine, pues los escritores, Rhett Reese y Paul Wernick concibieron la historia pensando en que sirviese como piloto para una serie de tv, lo que no es de sorprender, pues ambos, al igual que Fleischer, han trabajado en ese medio por varios años.

La historia está contada en primera persona por "Columbus" (Jesse Eisenberg), un estudiante universitario que en flashbacks explica que la enfermedad de las "vacas locas" terminó por convertirse en la de los "humanos locos" y derivando en el apocalipsis zombie que ha convertido a los Estados Unidos en una auténtica Tierra de Zombies. Columbus pretende atravesar el país en dirección a Columbus, Ohio con la esperanza de encontrar viva a su familia. En el camino conoce a Tallahassee (Woody Harrelson), un inusual personaje que parece divertirse demasiado matando zombies y quien tiene un objetivo muy claro mientras viaja entre ciudades: encontrar un twinky. Este curioso duo de sobrevivientes encuentra en un centro comercial a Wichita (Emma Stone) y Little Rock (Abigail Breslin), dos hermanas, quienes intentan engañarlos y con quienes, tras algunas peripecias y dificultades, deciden viajar juntos. Ambas chicas van en busca de un viejo parque de diversiones en California, pues hay rumores de que éste se encuentra libre de zombies.

La película es un deleite absoluto para todos los aficionados al género de zombies. Respeta algunos de los elementos clásicos del género y agrega algunos más, como presentando una lista oficial de reglas de supervivencia, mismas que se van intercalando con la historia a lo largo de sus poco más de ochenta minutos de duración. La actuación de Woody Harrelson es sobresaliente, convirtiéndose en una de las razones más poderosas para el éxito de la película, en tanto que sus co-estelares realizan un trabajo bastante sólido. Existe además un cameo de otra conocida estrella de Hollywood que también resulta en una secuencia memorable que sin duda será objeto de bromas y referencias por mucho tiempo.

Zombieland demuestra sobradamente que el género de los muertos vivientes está más vivo que nunca, pues se ha convertido en la película de zombies más exitosa de todos los tiempos, razón por la que los responsables ya empiezan a especular sobre la posibilidad de una secuela, sin por ello renunciar a la idea original de hacer una serie de tv. Por lo pronto Reese y Wernick parecen ser uno de los combos de escritores más buscados en la actualidad, pues se espera que en los próximos meses entreguen guiones para la adaptación de Deadpool, el popular antihéroe de Marvel Comics; y de la secuela de G.I. Joe: Rise of Cobra.

Si no les molestan las risas mezcladas con sangre y mutilaciones, debieran darle una oportunidad a esta película. Dudo que se pudiesen arrepentir.
google-site-verification: google16104568f5df7b5d.html