mayo 24, 2010

Hitchcock: The 39 Steps

Seguimos con el megaciclo de Hitchcock con esta joyita de 1935. The 39 Steps (Los 39 Escalones) es un thriller de espías con toques de comedia, suspenso y acción, sirviendo como un extraordinario ejemplo del talento y la versatilidad del rechoncho director londinense.

Richard Hannay (Robert Donat) es un canadiense de vacaciones en Londres. Una noche asiste a un espectáculo de variedad en el Palladium, un popular teatro londinense. Ahí presencia un acto donde Mr. Memory (Wylie Watson) ofrece responder toda clase de preguntas gracias a los conocimientos acumulados gracias a su prodigiosa memoria. El acto es interrumpido al sonar en la sala unos disparos, ocasionando el pánico general.

Durante la confusión generada y mientras todo mundo intenta abandonar el lugar, una mujer choca con Hannay y éste la ayuda a caminar hasta la calle. Una vez ahí la mujer le pide que le permita acompañarlo hasta su casa, a lo que él accede. Al llegar al departamento que Hannay está rentando en la ciudad, la mujer, quien dice llamarse Anabella Smith (Lucie Mannheim), empieza a comportarse de manera extraña.

Le explica a Hannay que ella fue quien realizó los disparos en el teatro, pues su vida corría peligro y necesitaba una forma rápida de abandonar el teatro sin riesgo de ser seguida. Hannay se muestra incrédulo y divertido ante la extraña situación que la mujer le cuenta, así que le pide más detalles. La mujer le cuenta que se dedica a realizar labores de espionaje para el mejor postor, y que acaba de descubrir una conspiración para sacar un secreto militar del país. Fue al teatro como parte de su plan para detener a los conspiradores, pero fue reconocida por un par de espías y tuvo que hallar el modo de salir de ahí.

Hannay sigue sin creerle pero descubre que hay un par de hombres vigilando el edificio, así que la deja pasar la noche ahí. En la madrugada es despertado por la mujer, quien le advierte que él también corre peligro y le entrega un mapa antes de caer muerta en su cama con un puñal en la espalda. El mapa tiene señalada una aldea escocesa, y la noche anterior Anabella había mencionado la necesidad de ir a buscar un hombre a Escocia, así que Hannay decide dirigirse ahí. Antes del amanecer evade a los espías y se dirige a la estación del tren, donde más tarde se entera que el cuerpo ha sido hallado y la policía lo busca como sospechoso del homicidio.

Lo que sigue es una entretenida historia llena de persecusiones y escapes mientras Hannay intenta escapar tanto de la policía como de los espías al tiempo que intenta advertir a las autoridades del potencial peligro que corre el país. La película dura menos de hora y media y el ritmo es justo el necesario para balancear el suspenso y la acción. Las actuaciones de Donat y de Madeleine Carroll, quien interpreta a Pamela, una atractiva y testaruda rubia con quien Hannay sigue tropezando, ayudan a llevar adelante la película, donde se empiezan a marcar algunos de los trucos de cámara favoritos de Hitchcock así como ciertos temas recurrentes en su filmografía, como el hombre inocente injustamente acusado y perseguido.

The 39 Steps es una entretenida cinta de espías y es fácil entender porque fue clave en posicionar a Hitchcock como el maestro del suspenso y el thriller de espionaje. Altamente recomendada.
google-site-verification: google16104568f5df7b5d.html