mayo 19, 2010

Pride and Prejudice and Zombies

A principios del año pasado hubo gran revuelo en la blogósfera y en sitios especializados en ficción fantástica y horror ante los persistentes rumores de la aparición de una novela que incorporaría elementos de horror en una de las más conocidas piezas de literatura inglesa. El libro en cuestión era Pride and Prejudice and Zombies (Orgullo, Prejuicio y Zombis), una novela construida sobre las bases de Pride and Prejudice, de Jane Austen.

La idea de mezclar literatura clásica y horror fue del editor de Quirk Books, Jason Rekulak, quien estaba analizando la posibilidad de explotar algunos de los temas y personajes más populares entre los aficionados a la ficción haciendo uso de material conocido y que estuviese disponible en el dominio público. Al parecer empezó a jugar con formas de integrar palabras como zombi, ninja, pirata o mono dentro de los títulos de esas novelas, y la que más le llamó la atención fue Pride and Prejudice and Zombies.

Armado solo con el título contactó a Seth Grahame-Smith, un autor moderamente conocido quien en los cuatro años previos había publicado libros de temas de interés para geeks de todas clases: The Big Book of Porn: A Penetrating Look at the World of Dirty Movies (El Gran Libro del Porno: Una Penetrante Mirada al Mundo de las Películas Sucias), The Spider-Man Handbook: The Ultimate Training Manual (El Prontuario de Spider-man: El Manual Definitivo de Entrenamiento), y How to Survive a Horror Movie: All the Skills to Dodge the Kills (Como Sobrevivir a una Película de Horror: Todos los Trucos para Evadir la Muerte), los dos últimos con introducciones de Stan Lee y Wes Craven, respectivamente. Grahame-Smith se enamoró de la idea y se puso a trabajar de inmediato.

La novela sigue la misma premisa que la original de Jane Austen (quien además aparece como coautora del libro), narrando la relación entre las hermanas Bennet y sus distintos pretendientes, más notablemente los Sres. Bingley y Darcy, y creando un retrato de las costumbres predominantes en la conservadora Inglaterra de finales del siglo XVIII y principios del XIX, con la única peculiaridad, sencilla pero distintiva, de que ocurre en un mundo paralelo donde la isla sufre de una epidemia de muertos reanimados que asolan las diferentes poblaciones, causando más incomodidad y vergüenzas que terror entre los flemáticos ingleses.

La protagonista principal es Elizabeth Bennet, una joven independiente y de carácter fuerte que tiene que lidiar con los prejuicios y expectativas de modales, educación, y principios morales que se tienen para una mujer en una sociedad donde las apariencias y el status social lo son todo. Claro que el hecho de haber sido entrenada en un templo shaolin en China, en vez de en un dojo serio en Japón bajo las enseñanzas de un maestro samurai, tal y como dicta la moda, tampoco ayuda a defender su posición.

He de decir que la novela me sorprendió gratamente, pues no esperaba mucho de ella. Sin embargo, es evidente que el autor decidió que haría el mashup de la mejor manera posible, y logró integrar la idea de que Inglaterra está al borde de un apocalipsis zombi sin necesidad de hacer mayores alteraciones a la novela de Austen, utilizando además situaciones y expresiones que no desentonaran con el resto del libro, logrando momentos tan sublimemente surrealistas como una discusión entre las hermanas Bennet sobre porque cargar con un mosqueta además de la katana resulta impropio para una dama.

El autor decidió no reescribir por completo el libro, pues no era necesario. Simplemente añadió algunas líneas en puntos clave, editó algunos párrafos y dejó que la historia fluyese. Supongo que la lectura resulta igual de entretenida sin importar si han leído antes Orgullo y Prejuicio, pues de haberlo hecho les pasará igual que a mi y se sorprenderán de lo bien que funciona el trasfondo zombi en la historia. Si nunca han leído el libro, se encontrarán con una interesante adición a la biblioteca zombi, tema que si no les gustase no vendría al caso leer este libro.

Por cierto, hace algunas semanas se anunció que los derechos cinematográficos habían sido adquiridos por una productora independiente y que Natalie Portman estaba interesada en co-producir y estelarizar la película. Habrá que estar al pendiente. Por lo pronto me dedicaré a buscar los libros anteriores de Grahame-Smith antes de echarle un vistazo a su más reciente novela, Abraham Lincoln Vampire Hunter.
google-site-verification: google16104568f5df7b5d.html