junio 25, 2010

The A-Team

Podría afirmar que Joe Carnahan me representa una asignatura pendiente, pues aún cuando ya tengo ambas películas en DVD todavía no veo ni Narc ni Smokin' Aces, aún a pesar de que les traigo ganas a ambas. A la fecha lo único que he visto de este director es Ticker, el cortometraje con que participo en la serie de cortos auspiciados por BMW bajo la producción de David Fincher, Tony y Ridley Scott, el cual, por cierto, me pareció muy bueno.

Cuando se anunció que se haría una adaptación cinematográfica de la serie de TV de los 1980s The A-Team, prácticamente no hice caso de la nota, pues aún cuando se trataba de una serie entretenida, moderadamente divertida que me proporcionó ratos de esparcimiento durante la infancia y la adolescencia, nunca fue nada que me hiciera pensar con nostalgia en la tv de aquellos días o que me hiciera pensar que sería bueno si volvieran a pasarla (que de hecho ha gozado con repeticiones frecuentes en distintos canales de tv de paga), así que prácticamente me pasó de largo.

Luego se dieron los anuncios del elenco, que me pareció extrañamente acertado, y fue entonces cuando reparé en que el director sería Joe Carnahan. Eso picó mi curiosidad, por lo que empecé a poner más atención a las noticias sobre la película.

En cuanto comenzaron a aparecer imágenes promocionales mi entusiasmo comenzó nuevamente a desvanecerse, pues parecía que estaban haciendo un exagerado y poco exitoso intento de hacer que el nuevo elenco se viese exactamente como el de la serie. Apareció el primer trailer y quedé convencido de que la película iba a ser muy mala, y empecé a contemplar simplemente omitirla de mi lista de películas por ver. Finalmente se estrenó hace un par de semanas y entonces empezaron a llegarme recomendaciones de amigos. ¿Sería posible?

The A-Team (La Brigada A: Los Magníficos) cuenta la historia del Coronel John "Hannibal" Smith (Liam Neeson) y su equipo de operaciones especiales. Cada base militar designa a sus equipos con una letra del alfabeto y asigna a cada uno de ellos el nombre en slang militar correspondiente a esa letra, siendo el primer equipo "Alfa", el segundo "Beta", el tercero "Charlie", y así sucesivamente. La unidad comandada por Smith era el equipo Alfa de su base, siendo referidos como Alpha Team, ó A-Team, para mayor brevedad.

Tras una misión para recuperar unas placas para impresión de papel moneda, el equipo es traicionado e inculpado por el robo de las mismas, condenados a servir sentencias en prisiones militares de máxima seguridad por separado.

Durante seis meses Smith se dedica a recabar información sobre el hombre que los traicionó y a planear la forma de limpiar sus nombres. Cuando un agente de la CIA (Patrick Wilson) se ofrece a ayudarlo a escapar para que le ayude a recuperar las placas, Smith acepta y pone en marcha una serie de descabelladas evasiones que le permitan reintegrar a su equipo, integrado por Templeton "Faceman" Peck (Bradley Cooper), B.A. Baracus (Quinton "Rampage" Jackson, y Murdock (Sharlto Copley). Ellos dan caza a Pike (Brian Bloom), el verdadero ladrón de las placas, al tiempo que intentan evadir a Charissa Sosa (Jessica Biel), un oficial militar empeñada en regresarlos tras las rejas -y quien además tiene una historia pasada con Peck-, y mientras el agente de la CIA intenta manipularlos a todos.

O, lo que es lo mismo, más de una hora de humor y exageradas secuencias de acción, que componen una de las películas más divertidas que he visto este año. Si gustaban de la serie de TV, piensen en esto como una versión mejor producida y con amplio presupuesto del piloto de la serie. La trama puede tener hoyos gigantescos y la lógica y el sentido común serán desafiados de manera constante, pero lo que es un hecho es que si hay una palabra que resulta imposible asociar con esta película, es "aburrida". Ampliamente recomendada para aquellos que gustan de esta clase de cosas.
google-site-verification: google16104568f5df7b5d.html