junio 15, 2010

Gamera 3: Iris Kakusei

Este es un pendiente que debiera haber publicado la semana pasada pero lo complicado de la jornada laboral no me lo permitió...

Aún cuando he visto varias películas del género denominado Kaiju Eiga difícilmente me atrevería a decir que soy un conocedor, pues hasta para ser fan hace falta conocer un poco del asunto y yo apenas califico de neófito. Hace varios años ya, cuando necesité escribir sobre el tema en mi columna de Planetary para la edición de Grupo Editorial Vid, solicité la ayuda de Rodrigo, uno de mis mejores amigos y quien si es conocedor del tema, aún cuando por políticas de la editorial eliminaron las líneas donde le daba las gracias. Sin embargo, sigo agradecido y al menos gracias a él conozco los básicos.

Kaiju Eiga se puede traducir como "Película de Monstruos" y es el término con que se conoce al género de películas japonesas de (¡doh!) monstruos, de los cuales el más conocido es Godzilla o Gojira, aunque ni de lejos es el único. Supongo que Gamera debe ser otro de los monstruos más populares del género, pues ha sido llevado a la pantalla en una docena de ocasiones. Gamera 3: Iris Kakusei (Gamera 3: La Venganza de Iris) cierra la trilogía escrita y dirigida por Shusuke Kaneko durante la última década del siglo pasado, y desde su aparición ha sido aclamada por los fans y la crítica como la mejor exponente del género. Dado que no conozco tanto del género y que no he visto las dos primeras partes de la trilogía, sería pretencioso de mi parte decir que es así, pero lo que si les puedo decir es que es una gran película.

La historia sigue cronológicamente los eventos de sus antecesoras, pero proporciona la suficiente información como para entender la trama sin mayor problema. Tres años han pasado desde que Gamera enfrentara a la Legión de los Gyaos, reptiles voladores a los que se supone había exterminado. Sin embargo, avistamientos de Gyaos se siguen dando, no solo en Japón, si no también en otras partes del mundo. Gamera reaparece para seguir exterminando a sus antiguos enemigos, pero con la mala fortuna de hacerlo en un centro urbano, causando gran cantidad de muertes y masiva destrucción. Como resultado las autoridades deciden convertir en una prioridad la destrucción de Gamera.

Mientras tanto, Ayana, una adolescente que odia a Gamera debido a que perdió a sus padres tras el enfrentamiento con los Gyaos en Tokyo, encuentra un huevo de Gyaos y una piedra que le permite crear un lazo con la criatura. El lazo surgido entre Ayana y la criatura permite que ésta evolucione hasta convertirse en un ser mucho más grande y poderoso que otros Gyaos, un ser cuya existencia misma amenaza la supervivencia de la especie humana. Gamera tendrá que pelear contra esta nueva amenaza a pesar de tener al ejército y fuerza aérea en su contra.


La película no tiene falla alguna, pues explora a la perfección a algunos personajes cuyas vidas se han visto afectadas por la aparición de estos monstruos, además de proporcionar suficientes elementos como para entender la mitología, no solo de Gamera, si no de los Kaiju en general y su aparente fascinación por asolar el archipiélago nipón. Los efectos son una combinación de prostéticos, maquetas y CGI, y el resultado es impresionante. Nunca una pelea de monstruos se había visto tan bien ni había estado tan bien contada, ni siquiera en las producciones hollywoodenses de mayor presupuesto y recursos.

No me queda más que tratar de ver el resto de la trilogía, pero puedo recomendar esta excelente película de manera individual a cualquiera que guste de la ciencia ficción y fantasía, y más aún si sienten especial aprecio por el género de los Kaiju. Excelente opción.
google-site-verification: google16104568f5df7b5d.html