julio 06, 2010

Fin de semana de relajación y deporte por televisión (y cine)

La semana pasada fue una de las más pesadas de lo que va del año en lo que se refiere a carga de trabajo. Sumado a los problemas con el servicio (por llamarlo de algún modo) de internet que ofrece Cablevisión, es de entender que llegara al fin de semana con una fuerte carga de stress. Afortunadamente mi hermano y yo hallamos el modo perfecto de iniciar el sábado de manera relajada, acudiendo al cine a ver el partido de Cuartos de Final del Mundial de Futbol disputado entre las selecciones de Alemania y Argentina.

Desde que empezaron los anuncios de que habría algunos partidos que serían proyectados en salas de cine, y que algunos de ellos incluso serían proyectados en 3D la idea me causó gran curiosidad. Hace un par de años que empezaron a transmitir en el cine juegos de futbol americano y futbol soccer, además de eventos de lucha libre de la WWE y desde hace algunas semanas incluso juegos de finales de la NBA, así que la idea de ver deportes en el cine no es precisamente nueva, pero el hecho de utilizar la tecnología 3D si lo es, y ya le había comentado a mi hermano que tenía ganas de ver un juego en ese formato, pero no uno de primera ronda.

Desistimos de acudir al México-Argentina porque, aún cuando no teníamos intenciones de apoyar a ninguno de los dos equipos, era posible que se nos saliera algún comentario sobre lo sobrevalorado del Tri o de su estúpido Director Técnico, y todo mundo sabe como se pueden llegar a poner los fanáticos de hueso colorado de nuestra verdosa decepción.

Todo se dio para que pudiésemos acudir el sábado por la mañana al Alemania-Argentina con el añadido de ver goleados y humillados a los pedantes y también sobrevalorados pamperos. La transmisión en 3D es espectacular. No sé si se trate de unatécnica que pueda funcionar adecuadamente para toda clase de eventos o espectáculos, pero me parece que al menos los eventos deportivos lucen bastante. La única queja sería lo que considero un abuso de las tomas realizadas a nivel de cancha, pues aún cuando permiten apreciar el efecto óptico en mayor detalle le restan un poco a la apreciación del juego.

El resto del día transcurrió de manera normal hasta que por la noche ya en casa me senté a disfrutar del evento de artes marciales mixtas (MMA, por sus siglas en inglés) UFC 116. Soy fan de las MMA desde hace algunos años y sigo sin explicarme como puede resultar tan relajante ver a dos peleadores pegándose con todo en lo que considero la máxima expresión de la violencia organizada como deporte. En fin, supongo que mi comentario del evento lo dejaré para otro post a fin de evitar que este resulte demasiado extenso, sirviendo además como pretexto para retomar el ritmo de publicación constante luego de la olvidable semana que dejamos atrás.
google-site-verification: google16104568f5df7b5d.html