septiembre 03, 2010

The Expendables

Sylvester Stallone es un actor mayormente reconocido por sus papeles en películas de acción, como las series de Rocky y Rambo, aunque no mucha gente sabe que también es guionista, director y productor. De hecho, hace más de veinticinco años que no dirigía una película que no fuese parte de una de las series mencionadas, siendo The Expendables (Los Indestructibles) su más reciente proyecto.

Aparentemente la idea detrás de ésta película era regresar a la forma en que se hacían las películas de acción en los años ochentas, cuando los héroes eran duros pero humanos y suplían su falta de superpoderes  y/o habilidades sobrehumanas con armas de fuego y habilidad en combate cuerpo a cuerpo. Para dar forma a su idea, Stallone decidió rodearse con actores experimentados en esa clase de películas y mezclarlos en una historia similar a aquellas que los lanzaron a la fama. El resultado es una película donde la trama, el desarrollo de personajes y la intención dramática detrás de una historia profundamente humana se hacen a un lado para dejar que la testosterona y la adrenalina fluyan libremente.

Los Expendables son un grupo de mercenarios comandados por Barney Ross (Stallone), un ex-militar de fuerzas especiales que desde hace años trabaja por su cuenta. Su equipo está formado por Lee Christmas (Jason Statham), ex-miembro del SAS británico y especialista en cuchillos; Ying Yang (Jet Li), artemarcialista; Gunnar Jensen (Dolph Lundgren), francotirador; Hale Caesar (Terry Crews), experto en armas; y Toll Road (Randy Couture), experto en demoliciones. Tras una misión para rescatar a la tripulación de un barco, tomada como rehenes por un grupo de piratas somalíes, Gunnar ejecuta a uno de los piratas y se enfrasca en una pelea con Yin Yang. Preocupado por la estabilidad mental de Gunnar, Barney decide sacarlo del equipo.

Mr. Church (Bruce Willis) contacta a Barney para proponerle un trabajo, pero también contacta a un antiguo compañero y rival de Barney, Trench (Arnold Schwarzenegger). Church quiere derrocar una dictadura militar en un país centroamericano donde presuntamente Monroe (Eric Roberts), un ex-agente de la CIA, maneja un negocio de producción y tráfico de estupefacientes. Trench no está interesado y Barney pide un par de días para estudiar la situación antes de aceptar el trabajo. Junto con Christmas visita Vilena, el país en cuestión, para estudiar sus posibilidades de éxito. Tras conocer a Sandra (Giselle Itié), una chica local quien les muestra la isla y les explica la situación del país, Barney decide que no tomarán el trabajo. Durante su recorrido se enfrentan con las autoridades locales y terminan saliendo de la isla de la única forma que saben: a punta de balazos y en medio de explosiones.

De regreso en los Estados Unidos, Barney no puede dejar de pensar en la chica y en su negativa a abandonar con ellos la isla. Tras una profunda conversación con Tool (Mickey Rourke), un ex-mercenario y viejo amigo suyo, Barney decide que se debe a si mismo el regresar a Vilena y hacer lo posible por ayudar, pero sin involucrar a su equipo. Antes de que pueda completar los preparativos para salir, él y Yang son atacados por asesinos enviados por Monroe. Tras evadirlos o eliminarlos, llegan hasta su avión, donde el resto de los Expendables ya se encuentran listos para partir rumbo a Vilena. El resto de la película es uno de los más impresionantes despliegues de acción y violencia que se hayan visto jamás en pantalla, convirtiendo a The Expendables en el epítome de lo que una Macho Movie debiera ser.

Encuentro curioso que haya quienes se quejen respecto a ciertos aspectos de la película. Que si los diálogos, que el desarrollo de personajes, que si hay demasiada sangre o que si la violencia es excesiva y de mal gusto. Simplemente no hay forma de que alguien haya pagado un boleto para ver una película de Sylvester Stallone y con un elenco como el que tiene The Expendables y haber entrado a la sala con expectativas de ver algo diferente a lo que es esta película. Yo entré esperando pasar un rato de violento entretenimiento escapista en el que abundasen tipos rudos con actitud, peleas, balazos y explosiones, y eso es exactamente lo que vi. Incluso hay una escena con Mickey Rouke que lo deja a uno pensando, 'wow, eso es actuación', así que no le encuentro pero alguno a la película.

Si ustedes crecieron viendo películas como Commando, Rambo, Delta Force, Die Hard, o similares, o bien si gustan de las cintas de acción descaradas donde nada precede al entretenimiento, The Expendables es para ustedes. Si no es así, no veo siquiera porque habrían de contemplar la posibilidad de verla.
google-site-verification: google16104568f5df7b5d.html