septiembre 28, 2010

UFC 119

Este texto fue escrito para Pasión Sports, pero entre algunos problemas con el servidor y cierto desorden causado por la mudanza del editor no sé cuando, si acaso, aparecerá publicado por allá.

El sábado pasado se realizó la UFC 119, llevando como evento estelar el combate entre el ex-campeón de peso completo Frank Mir y la leyenda de Pride, Mirko Filipovic, mejor conocido como CroCop. Lo más destacado de la noche fue la pelea entre Sean Sherk y Evan Dunham, en tanto que las controvertidas decisiones de los jueces serán algo que se seguirá comentando durante varios días.

La primera pelea de la cartelera principal fue la disputada entre Melvin Guillard y Jeremy Stephens, que resultó ser un entretenido y parejo combate que no se pudo definir y se fue hasta las tarjetas. Con puntuaciones de 29-28, 28-29 y 30-27, Guillard se llevó la pelea, lo que generó un fuerte descontento entre el público asistente, pues un sector del mismo pensaba (y me incluyo) que Stephens había hecho lo suficiente como para llevarse el combate, logrando mejores combinaciones de golpes además de los contactos más contundentes. Lo que no se entiende es el juez que votó 30-27, pues debe haber estado viendo otra pelea.

El siguiente encuentro también fue entre peleadores de peso ligero, Sean Sherk y Evan Dunham. Sherk dominó el primer round con algunos derribes e inflingió una escandalosa cortada sobre la ceja derecha de Dunham con un certero codazo. Dunham contraatacó un intento de derribe con una guillotina y estuvo a punto de lograr la estrangulación, pero Sherk logro escabullirse. Los otros dos episodios mostraron un dominio de Dunham, quien se vio mejor en el combate de pie, logrando muy buenas combinaciones. Sherk insistió con los derribes y varias veces estuvo a punto de ser cazado con una guillotina. Sin embargo, los jueces parecieron valorar más los derribos que las combinaciones y llaves, otorgando la victoria por decisión dividida a Sherk.

Los veteranos Matt Serra y Chris Lytle ofrecieron una de las peleas más entretenidas de la noche. Serra es un especialista en sumisiones, y aún cuando hace mucho que no consigue finalizar un combate por esa vía, fue una sorpresa que no buscase derribar a Lytle para llevar el combate al terreno donde mejor se desenvuelve. Lytle fue boxeador profesional antes de incursionar en las artes marciales mixtas, así que el aceptó gustoso el llevar la pelea de pie. Lytle fue superior en los tres rounds y la única razón por la que no noqueó a Serra fue porque este tiene una resistencia asombrosa. Al final Lytle resultó vencedor por decisión unánime en la única pelea en que la votación no era debatible.

La pelea semifinal fue entre Antônio Rogério Nogueira y Ryan Bader. Nogueira es el hermano gemelo del famoso Minotauro y es uno de los más recientes arribos a la UFC. Este combate tuvo un ritmo semilento, pues ambos peleadores parecían más preocupados por lo que pudiera intentar su oponente que por proponer el combate. Bader consiguió derribar a Nogueira en varias ocasiones a lo largo de la pelea, pero la habilidad del brasileño en el piso nunca le permitió sacar provecho de su posición. De pie Nogueira se mostró más preciso y contundente, pero le faltó ser más agresivo para impresionar a los jueces, cayendo al final por decis
ión unánime aunque nunca de una manera tan clara como para ameritar los puntajes de 30-27 que dieron los tres jueces. Evidentemente esos señores no parecen estar muy familiarizados con las MMA y consideran que lo más meritorio que se puede hacer en el octágono es derribar al oponente.

Finalmente, el combate entre Mirko CroCop y Frank Mir resultó bastante sorpresivo. Conociendo a ambos peleadores creo que todos esperábamos ver a CroCop intentando mantener a distancia a Mir para buscar utilizar sus poderosas patadas y a Mir intentando cerrar la distancia y buscar algún derribe que le permitiese trabajar alguna sumisión. Y sin embargo, ambos se dedicaron a boxear durante más de dos rounds y medio. Evidentemente ambos se estudiaron a conciencia y buscaron nulificar las fortalezas de su oponente. CroCop mostró una eficiente defensa contra el derribo en tanto que Mir mostró cualidades pugilísticas que no se le habían visto antes, destacando una guardia derecha que ofrecía la mejor protección posible ante la letal patada izquierda del croata. Se antojaba que el combate fuera muy cerrado en la votación con quizás cierta ventaja para Mir, quien se había mostrado más propositivo. Sin embargo, en el tercer round se le veía cierta frustración, que se incrementó cuando CroCop empezó a pelear de una manera más agresiva. Faltando un minuto para la finalización de la pelea, Mir pudo conectar un potente rodillazo en la quijada a CroCop cuando éste buscaba una combinación contra la malla, noqueándolo y consiguiendo así la victoria.

La UFC 119 fue una interesante función que ofreció buenos combates. Lamentablemente la mayoría de ellos se fueron hasta las tarjetas y los jueces demostraron no estar a la altura del evento, pero eso no resta nada al espectáculo ofrecido. El próximo evento estelar de UFC tendrá lugar en Londres el próximo 16 de octubre, viendo acción varios peleadores británicos y realizándose además una pelea varias veces postergada. Ojalá se mantenga el alto nivel de los últimos eventos.
google-site-verification: google16104568f5df7b5d.html