octubre 30, 2010

NFL 2010: Pronósticos para la semana 8

Si alguien duda sobre si estamos viendo una de las temporadas más impredecibles y competitivas de la NFL, al menos en tiempos recientes, basta checar un par de datos para que nos termine de caer el veinte. Después de siete semanas, el 30% de los partidos se han decidido por 3 puntos o menos. Al menos tres equipos en cada división mantienen aspiraciones de meterse a los playoffs, aún cuando nos acercamos a la mitad de la temporada. Mi efectividad esta temporada no es para presumirse, pues parece decidido de antemano que acertaré en la mitad de mis pronósticos, tal y como ha ocurrido las últimas tres semanas. Sin embargo, sé que esta semana no será así. Comencemos con los duelos más atractivos.

Texanos vs. Potros. El lunes por la noche nos traerá la revancha entre estos dos equipos, quienes se encuentran en una batalla tripartita con los Titanes por la supremacía de su división. Los Potros han mostrado este año más vulnerabilidad de la que les hemos visto en los últimos diez años, y con varios jugadores importantres en la lista de lesionados reciben la visita de los irregulares Texanos, quienes, por otro lado, llegan a este juego tras su semana de descanso, sin suspendidos ni lesionados. Siempre he dicho que es difícil apostar en contra de Manning y compañía cuando juegan en casa, pero creo que la ausencia de Dallas Clark pesará demasiado y los Texanos consumarán su anhelada esperanza de barrer a los Potros esta temporada.

Acereros vs. Santos. El domingo por la noche no se queda nada atrás, ofreciéndonos el enfrentamiento entre los dos últimos campeones de la NFL. Los Santos vienen de una dolorosísima derrota ante los Cafés y sin duda buscarán salir a la cancha del Superdome a demostrar que siguen siendo el campeón. Sin embargo, enfrentan no solo a una de las mejores defensivas de la liga, si no también a un revitalizado ataque desde que Ben Roethlisberger se reintegró al plantel. La discutida manera en que los Acereroas pudieron sacar el juego de la semana pasada ante los Delfines fue uno de los tópicos más comentados de la semana, y puede ser que los oficiales se muestren más quisquillosos que de costumbre. Me parece que pinta para sorpresa -o al menos lo que en estos momentos sería sorpresa- y veremos finalmente resurgir a los Santos.

Vikingos vs. Patriotas. La semana pasada Brett Favre regresó a Green Bay, y no le fue muy bien. ¿Le irá mejor a Randy Moss en su regreso a Nueva Inglaterra? Los Vikingos adolecen de muchos problemas, y no es posible que se insista en culpar detodos ellos a Favre. El ataque se ha beneficiado con la incorporación de Moss, pues aún cuando todavía no se convierte en un arma efectiva para Minnesota, su presencia atrae defensivos y abre espacios para sus compañeros. Independientemente de si Favre juega o no, es vital para Minnesota que su defensiva apriete el paso. Lamentablemente para su causa, Los Patriotas son un equipo lleno de recursos en ambos lados del balón, regresando a la fórmula que los llevó a tres campeonatos durante la década pasada. Creo que hoy sumarán otra victoria y pondrán la situación aún más difícil para Brad Childress y sus Vikingos.

Empacadores vs. Jets. Los Empacadores lograron una apretada pero importante victoria la noche del domingo pasado, logrando mantenerse en la disputa de su división. Sin embargo, hay que considerar que se trato de un juego en que algunas de las decisiones de los oficiales influyeron en el desarrollo y resultado del juego. Su ataque terrestre sigue siendo muy limitado y la gran cantidad de bajas por lesión que han sufrido en las últimas semanas pesarán mucho en lo que resta de la campaña. El viaje a Nueva York para engfrentar a uno de los equipos más sólidos de la liga no será nada fácil. Creo que los Jets mantendrán su firme paso rumbo a los playoffs.

Titanes vs. Cargadores. Los Titanes de Tennessee son uno de esos equipos con los que nadie quiere encontrarse hacia mediados de la temporada y menos en el cierre o los playoffs. Semana a semana manifiestan una mejora en su juego ofensivo sin importar quien juegue como QB y su solidez defensiva está más allá de cualquier cuestionamiento. Esta semana viajan a la costa oeste para enfrentar a los decepcionantes Cargadores, quienes no se ve como puedan enderezar el rumbo. Su ataque terrestre es virtualmente inexistente pues el novato Matthews no ha tenido el impacto esperado. Por si eso fuera poco, esta semana tienen a la mitad de sus receptores en la lista de inactivos. Creo que debiera ser un triunfo relativamente fácil para los Titanes.

En cuanto al resto de la jornada dominical:

Pieles Rojas vs. Leones. Washington ha demostrado bajo el mando de Mike Shanahan que son un equipo capaz de hallar diferentes formas de ganar, y esta semana visitan a un joven equipo que a pesar de mostrar progresos está todavía lejos de ser un competidor real. Voy con los Pieles Rojas.
Seahawks vs. Raiders. Me vienen a la mente pocos ejemplos tan claros de inconsistencia como estos dos equipos. Asumiré que los Seahawks siguen jugando horrible fuera de Seattle y que los Raiders son capaces de hilar dos victorias para decir que voy con Oakland.
Delfines vs. Bengalíes. Dos equipos que parecen estar a solo un paso de convertirse en verdaderos contendientes pero no logran darlo se verán las caras este domingo. Ambas escuadras defienden mejor de lo que atacan, así que le concedo la ventaja a Miami por su sólido ataque terrestre.
Bucaneros vs. Cardenales. Los Bucaneros son mejores de lo que muchos piensan, pero no tanto como su coach pretende querer convencernos. Afortunadamente para él los Cardenales son tan malos como todos hemos visto y su equipo debiera poder vencerlos jugando de visita en Arizona.

Broncos vs. 49ers. La serie internacional de la NFL presenta un juego más de temporada regular en el estadio Wembley, en Londres. Lástima que los británicos no reciban a dos equipos que pasen por mejor momento. Creo que San Francisco aprovechará la pobre defensiva terrestre de Denver -lo que explicaría la designación de Troy Smith como QB titular para este partido- para lograr su segunda victoria del año.
Bills vs. Jefes. Los Bills están convertidos en el equipo que le puede dar pelea a todos, pero hay ocasiones en que eso no basta. Los Jefes han sido la revelación de esta temporada y más en el renovado Arrowhead Stadium. Voy con Kansas.
Panteras vs. Carneros. Otro duelo de equipos que no pasan por buen momento. Apoyándome en su mayor consistencia ofensiva y en que juegan como locales me inclino a pensar que los Carneros sacarán la victoria.
Jaguares vs. Vaqueros. Aparentemente hay aficionados de los Vaqueros que creen que el mayor problema de su equipo era Tony Romo. Supongo que cuando se den cuenta de que su línea ofensiva hace agua y Jon Kitna no se puede deshacer tan rápido del balón como Romo se darán cuenta de su error. Afortunadamente para su causa enfrentan a un equipo con mayores problemas y deficiencias que ellos y debieran poder ganar en casa.

Listo. Como podrán darse cuenta esta semana solo hay trece partidos, razón por la que puedo asegurar que no tendré un 7-7 esta semana. Sin embargo, para como van las cosas no me sorprendería que aparezca por ahí un empate solo para seguir desquiciando a los apostadores.

Feliz fin de semana y que disfruten los juegos.
google-site-verification: google16104568f5df7b5d.html