enero 14, 2011

The Killer Inside Me

Michael Winterbottom es un director cuyo trabajo siempre se ha caracterizado por la honestidad con que enfrenta cada tema. Nunca se ha detenido a la hora de mostrar situaciones gráficas controvertidas ni a tratar temas que muchos directores dentro del circuito comercial no se atreverían a tocar, lo que le ha ganado el respeto de mucha gente en el medio, al tiempo que le ha cerrado varias puertas en algunos de los estudios más grandes.

Su más reciente trabajo es una adaptación de la novela The Killer Inside Me, de Jim Thompson, misma que ya había sido adaptada al cine hace más de treinta años. The Killer Inside Me (El Asesino Dentro de Mi) cuenta la historia de Lou Ford, un alguacil en Central City, un pequeño y tradicional pueblo texano. Lou (Casey Affleck) es un hombre joven y de modales tradicionalistas que es estimado y respetado por todos en el pueblo, pero debajo de esa apacible fachada se esconde un hombre profundamente perturbado y capaz de cometer los crímenes más atroces.

Lou tiene una relación con Amy Stanton (Kate Hudson), una adorable joven proveniente de una de las familias más respetadas de Central City. Sin embargo, Lou se ve súbitamente enredado en una relación abusiva de tintes sadomasoquistas con Joyce Lakeland (Jessica Alba), una prostituta a quien se suponía iba a extender una invitación a abandonar el pueblo.

Lou parece estar convencido de amar a Joyce, aún cuando sea de una manera bastante retorcida, pero eso no le impide considerar utilizarla como parte de un plan para vengarse de Chester Conway (Ned Beatty), el hombre más rico del pueblo y a quien Lou considera responsable de la muerte de su hermanastro algunos años atrás.

Poco a poco el sociópata oculto tras el amable rostro de Lou va emergiendo y los cadáveres empiezan a acumularse. El fiscal de distrito (Simon Baker) y el líder de un sindicato local (Elias Koteas) sospechan del papel de Lou en las muertes recientes, pero no tienen modo de comprobar nada, lo que permite al joven alguacil proseguir en su espiral descendente hacia la locura en medio de violentos crímenes, al tiempo que se van revelando la gran cantidad de conflictos emocionales y psicológicos con que ha vivido todos estos años.

The Killer Inside Me es un complejo thriller psicológico que puede resultar difícil de seguir, sobre todo si nunca se ha leído la excelente novela criminal de Thompson. Personalmente creo que Winterbottom se dejó envolver por la complejidad psicológica del personaje principal y terminó siendo autocomplaciente con algunos de los excesos gráficos y/o narrativos que a veces se dan en sus películas.

El montaje y trabajo de cámaras está a la altura de obras anteriores del director, aunque me parece que el resultado final si se queda un tanto corto de lo que pudo haber sido.

Aún a pesar de los problemas narrativos que tiene la película, creo que sus meritos superan todos sus desaciertos. Destacaría especialmente la actuación de Casey Affleck, quien con cada película muestra una creciente maduración como actor. Sin duda no era nada fácil dar vida a un personaje como Lou Ford de una manera convincente y verosimil, pero Affleck lo hace extrtaordinariamente bien.

Recomendada, pero con algunas reservas.
google-site-verification: google16104568f5df7b5d.html