febrero 08, 2011

NFL 2010: Empacadores de Green Bay campeones

El domingo por la noche la NFL volvió a hacer historia en la televisión mundial cuando más de 111 millones de espectadores sintonizaron el juego que definió al campeón de la temporada 2010 de la NFL. Los Empacadores de Green Bay consiguieron su cuarta victoria en un Superbowl y su treceavo campeonato de la NFL al derrotar a los Acereros de Pittsburgh por 31-25 en un emocionante duelo que no decepcionó a los fans.

El juego comenzó con las dos defensivas manteniendo a raya a las ofensivas contrarias durante las primeras series, aunque eso cambió con la segunda posesión de los Empacadores, quienes montaron una sólida serie ofensiva que culminó con un pase de anotación de Aaron Rodgers a Jordi Nelson. En su prisa por responder, Ben Roethlisberger intentó un pase largo en la primera jugada de su siguiente serie pese a encontrarse en una comprometida posición en el terreno de juego. Al momento de soltar el pase fue golpeado en el hombro y su lanzamiento se quedó más corto de lo que hubiese querido, siendo interceptado por Nick Collins, quien lo devolvió 37 yardas hasta la zona de anotación para tomar una ventaja de 14-0 tras la consecución del punto extra.

En el segundo cuarto los Acereros lograron montar una ofensiva de control de balón que consumió más de 7 minutos, pero se tuvieron que conformar con un gol de campo para poner el marcador 14-3. Luego de detener a Green Bay en tres jugadas, los Acereros iniciaron otra serie ofensiva de control, pero esta culminó con la segunda intercepción a Roethlisberger en el partido.

Cuatro jugadas después los Empacadores convertían el balón perdido en puntos, ahora mediante un pase de 21 yardas de Rodgers a Greg Jennings para poner el marcador 21-3. Pittsburgh respondió con otra buena serie ofensiva que culminó con un pase de anotación de 8 yardas de Roethlisberger a Hines Ward, mismo que puso el marcador 21-10 antes de irse al descanso.

La segunda mitad inició con un redoblado esfuerzo de la defensiva de Pittsburgh por emparejar el encuentro. Durante el tercer cuarto consiguieron limitar el desempeño de los Empacadores a solo un primero y diez, en tanto que su ofensiva consiguió otra anotación, esta vez por la vía terrestre con un acarreo de 8 yardas de Rashard Mendenhall que les permitió acercarse en el marcador 17-21, además de haber fallado un largo intento de gol de campo que los pudo haber puesto a solo un punto del empate.

El cuarto y último periodo inició con los Acereros en territorio rival, pero un certero golpe de Clay Matthews despojó a Mendenhall de la posesión del balón y Green Bay recuperó el mismo y con él el momento psicológico del juego. El costo de esta nueva pérdida de balón fue de otros 7 puntos, producto del tercer pase de anotación de la noche de Aaron Rodgers, el segundo para Greg Jennings.

A pesar de haberse ido abajo nuevamente por 11 puntos los Acereros no bajaron los brazos y en su siguiente posesión recorrieron más de 70 yardas para culminar con un pase de anotación de Roethlisberger a Mike Wallace, que complementado con una jugada optativa para la conversión de 2 puntos los acercó a solo un gol de campo del empate.

Los Empacadores respondieron con una ofensiva sostenida buscando acabarse el reloj, pero a pesar de haber llegado hasta la yarda 5 de los Acereros se tuvieron que conformar con un gol de campo que puso el marcador 31-25. Con menos de dos minutos por jugar los Acereros fueron incapaces de mover el balón y no pudieron siquiera cruzar el medio campo antes de entregar el balón de vuelta, permitiendo a los Empacadores cerrar una brillanter actuación con la llamada "formación de la victoria".

Se trató de un muy buen juego entre dos equipos competitivos, en el cual lució enormemente la defensiva de Green Bay, quienes con las tres pérdidas de balón provocadas marcaron la diferencia en el juego. Aaron Rodgers fue designado como el jugador más valioso del encuentro, sacudiéndose de una vez por todas cualquier fantasma del pasado que lo pudiese perseguir y afirmándose como uno de los mejores QBs de la liga.

Dada la juventud del equipo no es descabellado pensar que tendrán oportunidad de pelear por volver a disputar el campeonato en otro Superbowl, así que desde ahora hay que marcarlos como uno de los aspirantes más serios a representar a la NFC en Indianápolis el próximo año. Eso, claro, suponiendo que la liga y la asociación de jugadores puedan resolver sus diferencias y firmar un nuevo contrato colectivo que impida que la temporada 2011 se realice con normalidad. Pero eso ya será tema de futura discusión.

Felicidades a los Empacadores de Green Bay, vencedores en el Superbowl XLV y dignos campeones de la temporada 2011 de la NFL.
google-site-verification: google16104568f5df7b5d.html