marzo 09, 2011

Cascade Point

Timothy Zahn se convirtió en poco tiempo en uno de mis escritores favoritos de ciencia ficción y ya en su momento le dediqué un texto a hablar de su carrera y como fue que me encontré con su obra. También hace ya varios meses escribí mis impresiones sobre Time Bomb and Zahndry Others, una colección de cuentos que conseguí junto con la que comentaré en esta ocasión, Cascade Point.

La verdad no recuerdo como fue que decidí leer primero Time Bomb..., pues no solo se trata de una colección publicada después de Cascade Point, si no que también se compone de historias publicadas, en su mayoría, antes que las que aparecen en este volumen. Me imagino que dada la reputación de la novela corta que da título a esta compilación -y a las altas expectativas que me había hecho antes de leerla, pues con tanto tiempo búscándola infructuosamente se me empezaba a convertir en una obsesión-, opté por empezar con otras historias antes de llegar a ella.

No sé si hice bien o no, pero habiendo leído ya esta otra colección supongo que no tiene importancia. El contenido de esta colección es el siguiente:

  • The Giftie Gie Us. El título es un poco complicado pues hace referencia a un poema. En un futuro post-apocalíptico, un veterano de la Tercera Guerra Mundial conoce a una mujer ciega y se enamora de ella, solo para descubrir que hay mucho que desconocía de ella.
  • The Dreamsender. ¿Qué nuevas profesiones se crearían de confirmarse la existencia de humanos con habilidades psíquicas?
  • The Energy Crisis of 2215. ¿Sería posible controlar un agujero negro para utilizarlo como fuente de energía?
  • Return to the Fold. Modificaciones genéticas. ¿Sería ético modificar los patrones de comportamiento de gente preseleccionada para realizar una actividad?
  • The Shadows of Evening. Una colonia en un lejano planeta enfrenta un problema: toda construcción tecnológica atrae a unos peligrosos entes.
  • Not Always to the Strong. Secuela directa de la historia anterior, en la cual se enfrentan las dos escuelas de exterminadores de sombras.
  • The Challenge. Cuando eres el mejor en lo que haces siempre hacen falta nuevos retos, y el mejor videojugador del mundo no es una excepción.
  • The Cassandra. La capacidad de vislumbrar el futuro se convierte en una maldición cuando solo permite ver catástrofes.
  • Dragon Pax. ¿Pueden los dragones tener cabida en una historia de ciencia ficción? Si, y aquí hay un gran ejemplo.
  • Job Inaction. Un programador se queda desempleado por un error en el sistema. ¿Podrá recuperarlo pese a la burocracia automatizada?
  • Teamwork. Una misión para prevenir una posible invasión alienígena requiere a un grupo especial de operativos, por lo que Charles Bissey es perfecto para el trabajo.
  • The Final Report on the Lifeline Experiment. Un telépata intenta determinar el momento exacto en que empieza una vida humana para acabar con los debates acerca del aborto, pero su tarea no será nada sencilla.
  • Cascade Point. El viaje interestelar es posible utilizando equipo que permite a una nave salir por unos momentos de nuestro plano de realidad. El efecto secundario para los pasajeros es la visualización de imágenes fantasma proyectadas en cascada de si mismos como serían en realidades paralelas. ¿Puede una nave hallar el camino de regreso tras perderse en un punto de cascada?
Como ya es costumbre, las historias de Zahn están llenas de ideas que parten de un concepto científico, el cual no siempre es completamente nuevo, pero lo que lo separa de la mayoría de escritores del género es su capacidad para explorar cada idea desde un ángulo poco esperado, y más aún, evitando toda clase de lugares comunes en su desarrollo y desenlace.

Su estilo narrativo es a la vez accesible y detallado, ocupando siempre la primera parte de cada historia para construir sus personajes a fin de que el lector se identifique con alguno de ellos. Sus descripciones suelen ser detalladas sin llegar jamás a convertirse en un lastre para la historia, y a pesar de que las bases de su trabajo suelen ser sólidamente fundamentadas en su preparación académica y científica, nunca utiliza un lenguaje demasiado elaborado o rebuscado.

No necesitaba ningún pretexto para ello, pero ahora, además de comenzar a leer las sagas que ya tengo, me siento con más deseos de conseguir las que me faltan y las otras colecciones de cuentos que tiene publicadas. Colección altamente recomendada.
google-site-verification: google16104568f5df7b5d.html