junio 24, 2011

Expo Comic MX 2011

El pasado fin de semana se celebró en el Centro Banamex, al poniente de la ciudad de México, la primera edición de la Expo Comic, evento que busca revivir las convenciones de comics serias, tal como las que se realizaban en esta ciudad hace poco más de diez años, e intentanto diferenciarse de los eventos celebrados desde entonces y hasta la actualidad y que consisten mayormente en gigantescos tianguis en los que predominan la piratería y el cosplay y donde el anime y manga predominan sobre los comics.

El evento tuvo sus problemas y contratiempos, pero me parece que en términos generales cumplió con su objetivo, ofrecer a los aficionados al arte secuencial y parefernalia relacionada un lugar de encuentro y convivencia, con invitados nacionales e internacionales y con una variedad de opciones comerciales para satisfacer sus gustos y necesidades a precios bastante accesibles.

En lo que se refiere a invitados internacionales, la oferta fue magra pero bastante interesante, con Herb Trimpe, dibujante clásico de Marvel en los 1970s y 80s, y Yanick Paquette, actualmente ilustrador de la serie Batman Inc, donde colabora con Grant Morrison, y próximamente responsable, justo con Francesco Francavilla, de ilustrar la nueva serie de Swamp Thing que habrá de escribir Scott Snyder.

Además de contar con exhibiciones y parafernalia de interés para los aficionados, se tuvo en exhibición una réplica del batimóvil de la serie de televisión de Batman producida en los 1960s. También trajeron a Richard LeParmentier, actor a quien hago un favor al llamarlo secundario, pues su gran contribución a la historia del cine y folklore geek es haber sido la primera persona en sufrir en pantalla el famoso force choke de Darth Vader en Star Wars: A New Hope.

Entiendo que para algunos aficionados puede resultar interesante su presencia, pero francamente encuentro ridículo que un actor de reparto cobre 200 pesos por una foto autografiada.

Del medio nacional hubo presencia de autores de comic del interior del país, principalmente de Guadalajara y Monterrey, históricamente las dos plazas donde, junto con la ciudad de México, se produce la mayor parte de la oferta de comic nacional. La gran mayoría de estos autores contaron con espacios para exhibir y vender su obra, además de que varios de ellos participaron en conferencias con diversos temas alusivos a la industria nacional.

Tal vez el mayor problema con la organización tuvo que ver con las conferencias, pues no había un auditorio dedicado a ellas, si no simplemente un espacio con sillas frente a una plataforma elevada con la mesa para los expositores. Los anuncios en el sonido local se convirtieron en una frecuente interrupción para los participantes, aunque no al grado de imposibilitar que expusieran sus puntos de vista. También se complicaron un poco los horarios, pues no se dejó un espacio entre una conferencia y otra, lo que fue generando retrasos.

El sábado por la noche se presentó una situación inusual pero que fue mayormente ignorada tanto por los organizadores como por los asistentes. Editorial Jus habría de presentar las dos obras ganadoras de su primer Concurso Nacional de Novela Gráfica, El Maizo, de Augusto Mora, y Mundos Invisibles, de Patricio Betteo. Sin embargo, este último no se presentó y nadie dio ninguna explicación al respecto, en lo que aparentemente fue resultado de una falta de comunicación entre la editorial y los organizadores de la Expo Comic.

También hubo algunas quejas por las traducciones en las conferencias, pues al parecer algunos asistentes se mostraron inconformes y a disgusto con el traductor de la entrevista que Álvaro Cueva realizó a Yanick Paquette el sábado por la noche, así como con el hecho de que no se hiciese traducción alguna cuando Carlos "Joey" Moisés platicó con Herb Trimpe ese mismo día.

El domingo fui invitado a participar como co-moderador con Joey Moisés en otra plática con Yanick Paquette, donde una vez más fuimos víctimas de los problemas de logística del evento, iniciando con más de hora y media de retraso la entrevista, y contando con solo media hora para realizarla, en vez de la hora completa que se había anunciado. Sin embargo, creo que logramos que resultase fluída y entretenida, que era lo más importante.

A pesar de los problemas ya mencionados, en todo el fin de semana solo hubo una conferencia que se canceló. El domingo por la tarde el Sr. Trimpe se encontraba bastante cansado -hay que recordar que el señor tiene 72 años y se encuentra retirado-, así que prefirió concentrarse en completar algunos sketchs que ya había vendido y optó por no realizar su plática programada para esa tarde, misma que hubiese iniciado casi dos horas después de la hora en que estaba originalmente anunciada.

Creo que el evento resultó una experiencia agradable tanto para los invitados como para los aficionados, y solo puedo esperar que haya resultado costeable para los expositores. Se trata de un evento en el que hay mucho que corregir para futuras ediciones, pero en el que se dieron algunos pasos importantes para consolidar la realización de eventos similares en esta ciudad.

Finalmente, les dejo un video con la entrevista que Joey y yo hicimos a Paquette, o bien, si prefieren no vernos, solo el audio de la misma.






google-site-verification: google16104568f5df7b5d.html