septiembre 21, 2011

Reseña: La Chance de Ma Vie

Como cada año, lo que encuentro más atractivo del Tour de Cine Francés son las comedias románticas, pues extrañamnete se trata de películas que no encuentran espacio en la cartelera comercial, aún a pesar de tratarse uno de los géneros más populares cuando de cine hollywoodense se trata. En términos generales encuentro que en Francia el género es más fresco e inteligente que en los Estados Unidos, y creo que no soy el único, pues es común hallar remakes americanos de muchas cintas del género.

Imagino que debe tratarse de una decisión de las distribuidoras, pues de otro modo no se entiende. Quizás se deba a la carencia de "star power", aún si eso sería culpa precisamente de las distribuidoras, porque si no hay cine francés de manera frecuente y habitual en nuestras salas, ¿cómo pretenden que la gente pueda conocer, identificar o seguir actores y actrices?

La Chance de Ma Vie (La Oportunidad de mi Vida) cuenta la historia de Julien Monnier (François-Xavier Demaison), un simpático y exitoso consejero matrimonial quien a pesar de su honesto y profundo entendimiento de las relaciones de pareja, está soltero. Julien está convencido de que su destino es estar solo, pues desde la infancia ha sufrido un grave problema para encontrar pareja.

A través de flashbacks tenemos un recuento de la vida amorosa de Julien, quien parece ser un tremendo generador de mala suerte para cualquier mujer interesada en él. La mala suerte y el infortunio parecen ensañarse con cualquier mujer dispuesta a compartir su vida, llevándolo a pensar que por el bien de todas, lo mejor es olvidarse de buscar pareja. Al menos hasta que en una boda conoce a Johanna (Virginie Efira), una joven y atractiva diseñadora.

En principio Julien se resiste a pedirle su teléfono o a buscar llevar las cosas más allá de la breve charla que comparten en la fiesta, y para cuando se arrepiente es demasiado tarde para tratar de encontrarla.

Sin embargo, la suerte corre a su favor, pues ella lo busca algunos días después para buscar su consejo profesional lidiando con su actual relación. Una vez que es claro que ésta ha llegado a su fin, Johanna se siente desolada y Julien la invita a cenar para confortarla. La cena pronto se convierte en baile, karaoke, y videojuegos en un bar, lo que termina por llevarlos a una noche de lo que ambos esperan sea solo sexo casual y sin ataduras o complicaciones.

Poco a poco lo suyo se va convirtiendo en una relación estable, con la natural aprehensión que esto provoca en Julien. Johanna se niega a creer que él sea realmente un imán de mala suerte para sus parejas, aún después de escuchar su historia y pese a haber sufrido ella misma algunos desaguisados desde que están juntos.

Eventualmente los infortunios que le suceden empiezan a afectar el futuro de su prometedora carrera como diseñadora, por lo que Johanna se verá forzada a evaluar su situación para decidir que es lo que prefiere obtener en la vida, el éxito profesional o la felicidad personal.

La película fue dirigida por Nicolas Cuche sobre un guión de Luc Bossi y Laurent Turner.

Cuche tiene un largo historial trabajando en televisión y La Chance de Ma Vie es su primer largometraje, en tanto que Bossi y Turner tienen varios años de experiencia por separado. Esta fue su primera colaboración y desde entonces han vuelto a trabajar juntos en otras dos ocasiones.

La película es sumamente fresca y resulta un agradable cambio de ritmo respecto a las películas del género a que Hollywood nos ha acostumbrado. Los personajes son agradables y humanos y es mucho más fácil relacionarse con ellos que con los cartones sin personalidad interpretados por estrellas que pululan en las chick flicks americanas.

No es secreto que soy aficionado al género, como tampoco lo es que me encuentro harto de la mala manera en que este ha sido tratado en los últimos tiempos por una industria que favorece los nombres y rostros por sobre las historias y conceptos.

Lamentablemente los problemas de distribución en nuestro país para el cine francés no se limitan a las salas cinematográficas, así que a no ser que vivan en alguna ciudad incluida en el itinerario del mencionado Tour será muy difícil que puedan encontrar esta película. Sin embargo, si logran encontrarla de cualquier manera, les sugiero le den una oportunidad, pues no se van a arrepentir. Cinta bastante recomendada.
google-site-verification: google16104568f5df7b5d.html