diciembre 22, 2011

Reseña: Moving Pictures, de Terry Pratchett

Mundo Disco es una de las series de libros más divertidas que pueden encontrar, sobre todo si son aficionados a la fantasía, género que es homenajeado y parodiado por igual en las páginas de las numerosas novelas de Terry Pratchett, autor de esta excelente saga. Hay quienes piensan que el humor referencial y la parodia son fáciles, idea comprensible quizás al ver lo superficiales y simplonas que resultan las parodias realizadas a diversos géneros o temas, por ejemplo, en el cine.

Sin embargo, lo que Pratchett hace con las novelas del Mundo Disco va mucho más allá, pues en sus páginas el brillante autor británico ha creado un complejo mundo con sus propias reglas y lleno de personajes atractivos e interesantes, lo que permite que se trate de historias que pueden disfrutarse por igual sin importar si uno tiene o no las referencias a que está parodiando.

En el caso de Moving Pictures (Imágenes en Acción, en su edición española y reimpresiones mexicanas) lo que más me sorprendió es encontrar que el tema central es Hollywood y el cine, lo que representa un cambio respecto a los temas más tradicionales dentro del género fantástico.

En una colina desierta a cierta distancia de Ankh-Morpork, la más grande y decadente ciudad del Mundo Disco, muere en solitario el último sacerdote-guardián del secreto oculto bajo la colina. Esto permite la salida de una antigua magia que buscará afectar al mundo en busca de abrirse paso de nuevo en busca de conquistar el disco.

Los primeros afectados son los alquimistas de Ankh-Morpork, quienes desarrollan una sustancia llamada octoceluloide, cuyas propiedades permiten capturar imágenes en acción para después proyectarlas ante una sorprendida audiencia. Temiendo la reacción de los magos cuando se enteren de su descubrimiento, que bien podría ser confundido con magia, los alquimistas huyen de la ciudad con su invento y se establecen en la vieja colina abandonada.

Holy Wood, que es como se llama la colina, se convierte rápidamente en un poderoso imán de atención, atrayendo a toda clase de gente en busca de convertirse en parte de la mágica industria de las imágenes en movimiento.

Uno de esos que acuden al llamado es Cut-Me-Own-Throat Dibbler, un vendedor de salchichas de Ankh-Morpork capaz de vender lo que sea a quien sea. En muy poco tiempo Dibbler se convierte en el más importante productor de Holy Wood, creando historias cada vez más ridículas y ambiciosas, incrementando el efecto de atracción de la creciente ciudad. Otro personaje que atiende el llamado es Victor Tugelbend, un estudiante de la Universidad Invisible que durante años se ha esforzado para no graduarse como mago y poder seguir llevando la cómoda vida de estudiante. Victor se convierte rápidamente en la más grande estrella de Holy Wood al representar el papel del carismático héroe que vence a los monstruos y adversidades y siempre consigue a la chica.

La chica en cuestión suele ser Ginger, una atractiva joven proveniente de un pueblo del que nadie ha oído, y quien tiene un misterioso secreto ligado a lo que sea que acecha debajo de la colina. Entre Victor y Ginger existe una fuerte atracción que ambos se rehúsan a aceptar pero que es evidente para todos a su alrededor, incluyendo Gaspode, el perro maravilla. Gaspode en un perrito sucio y sin gracia que es sumamente inteligente y además puede hablar. Esto último lo mantiene en secreto por temor a lo que alguien más pudiera hacer con él si llegase a descubrirlo, por lo que solo habla con Victor, Ginger, y algunos otros animales que comparten su talento.

Victor y Gaspode descubren que debajo de la colina existe un portal a las Dimensiones Mazmorra, lugar donde habitan seres antiguos de enorme poder y maldad cuyo mayor deseo es cruzar a la dimensión del Mundo Disco y destruirlo por completo. La única esperanza recae en que Victor pueda emular a los personajes que representa y salvar el mundo.

La cantidad de referencias a la historia del cine y a momentos y escenas de películas clásicas de Hollywood es impresionante y debiera hacer las delicias de cualquier cinéfilo, en tanto que el humor fantástico está a la altura de lo que nos tiene acostumbrados Pratchett, con un rango que va desde las reglas básicas de la magia en el Mundo Disco, hasta los mitos del horror cosmogónico propio de Lovecraft. Otra ventaja que tiene esxta novela gracias a su tema central es que puede ser un buen punto de partida para quienquiera que nunca haya leído una historia del Mundo Disco y entenderla sin mayor problema.

Divertidísima y absolutamente recomendada.
google-site-verification: google16104568f5df7b5d.html