febrero 22, 2012

Reseña: Dos Crímenes, de Jorge Ibargüengoitia

Este es el libro por el cual conocí a Jorge Ibargüengoitia y desde que lo leí me hice aficionado al talentoso autor mexicano. Eso fue hace casi 25 años, y la verdad es que mis recuerdos del libro eran bastante nebulosos, pues a pesar de recordar la mayor parte de la trama -ayudado en parte por la película aparecida pocos años después, la cual volví a ver hace unos cinco o seis años-, había olvidado muchos de los detalles del mismo.

Dos Crímenes cuenta la historia de Marcos González, alias "el Negro", un ingeniero que trabaja en una dependencia gubernamental de la ciudad de México y vive al lado de "La Chamuca", su novia de varios años. Marcos y la Chamuca son simpatizantes de izquierda y acostumbran reunirse con algunos amigos para convivir y platicar en casa de algunos de ello entre cervezas y antojitos y a menudo acompañados por alguna guitarra.

Lamentablemente para todos, la presencia de dos personas no-regulares en la última de sus reuniones cambió las vidas de todos de manera irremediable. El primero de ellos es Pancho, un empleado de la Procuraduría, quien asiste como acompañante de una de las integrantes del grupo, y quien durante la mayor parte de la reunión se dedica a antagonizar con los demás por diferencias de ideología política.

El otro, que es quien desatará con su presencia todo el drama que seguirá en las vidas de los asistentes, es Evodio Alcocer, un activista político al que todos conocen pero con el que no necesariamente simpatizan. Éste llega pasada la medianoche sin saber que hay una fiesta en la casa, y solicita posada por esa noche a Marcos, quien accede al no ver inconveniente para ello, pese a la actitud recelosa y sospechosa de Evodio. Al día siguiente Marcos y la Chamuca se van a trabajar y dejan durmiendo a Evodio.

Más tarde reciben una llamada de su casera, quien les informa que llegó la policía y se llevó detenido a Evodio. Preocupados, ambos salen de su trabajo sin avisarle a nadie y van en busca de su coche, pero al ver uniformados cerca de éste deciden dejarlo donde está y huir de la ciudad.

Tras repartirse el dinero que traen en las bolsas se separan en la estación de autobuses para irse a refugiar en provincia con algunos parientes.

El plan de Marcos es visitar en Muérdago a su Tío Ramón, uno de los hombres más ricos del estado y a quien no ve desde hace diez años. Como no puede llegar simplemente a pedirle dinero, sobre todo después de tanto tiempo, Marcos idea un plan para proponerle un negocio, cobrarle honorarios por realizar la investigación previa a la inversión, y después convencerlo de que la inversión tiene más riesgo del planeado e informarle que no le conviene realizarla.

Una vez con dinero en mano, podrá ir a recoger a la Chamuca e irse a vivir a algún rincón escondido del país mientras se tranquilizan las cosas. Lo único que Marcos no tiene contemplado es la gran cantidad de intrigas que enfrentará al aparecerse de sorpresa en Muérdago, sobre todo considerando que sus primos solo parecen estar esperando que cualquier día se muera el Tío Ramón para quedarse con todas sus propiedades.

Del mismo modo que en las novelas de Ibargüengoitia que había comentado por aquí previamente, Los Relámpagos de Agosto y Los Pasos de López, aquí el autor hace un retrato de la sociedad mexicana, en esta ocasión la del último cuarto del siglo XX, tanto en la ciudad de México como en provincia. Corrupción de las autoridades, intereses económicos e intrigas familiares son algunos de los elementos que Ibargüengoitia utiliza para tejer una historia que por momentos raya en novela negra y en muchos otros se aproxima a una novela costumbrista, todo ello con su característico y siempre celebrado sentido del humor.

Al inicio del texto mencioné la película que, basado en esta novela, dirigió el actor Roberto Sneider, y quisiera comentar que me parece una adaptación bastante decente del libro, implementando cambios en la historia pero dejando intacta la esencia de la misma e incluso logrando capturar el peculiar sentido del humor del autor.

La película está disponible en DVD desde hace algunos años, y acabo de descubrir que por alguna razón puede ser vista en su integridad y en un solo vídeo, a través de YouTube. Si pueden, les recomiendo que le echen un vistazo, pero de ser posible les recomendaría más aún echarle una leída a la novela, misma que se puede conseguir en ediciones bastante económicas.

Lectura ampliamente recomendada.
google-site-verification: google16104568f5df7b5d.html