marzo 08, 2012

Reseña: The People vs. George Lucas

No es común poder ver documentales en los complejos de cine comercial, por lo que cuando llega a aparecer alguno cuyo tema encuentre atractivo, ya sea de manera individual o como parte de festivales del tipo de Ambulante, intento acomodar mis horarios para poder ver al menos un par de ellos. En el caso particular de The People vs. George Lucas existía el añadido de que trata de un tema que me agrada e interesa mucho, así que en cuanto encontré una función en un horario conveniente me lancé a verlo.

Como se podrán imaginar desde el título, este documental explora la extraña relación amor/odio que existe entre los fans de Star Wars y George Lucas, desde la admiración que rayaba en la idolatría luego de la trilogía original de Star Wars y la co-creación de Indiana Jones, hasta los constantes reclamos a que el director es sujeto a causa de su trabajo en las precuelas de Star Wars y la última entrega de Indiana Jones.

A pesar de que el documental se concentra mayormente en tratar el tema con un gran sentido del humor, también se trata de un buen trabajo de investigación, comenzando con una breve explicación de la temprana carrera de Lucas, poniendo énfasis en lo que el director sufrió durante la producción de sus primeras películas y utilizándolo como posible explicación para el recelo con que trata todo lo que tiene que ver con Star Wars.


Es evidente que Alexandre O. Philippe, el director del documental, es fan de Star Wars, y como muchos otros, se encuentra dolido por algunas de las actitudes que el exitoso productor y director ha mostrado hacia su creación y, al menos esa es la percepción, hacia sus fans.

Me parece que básicamente existen dos cosas que molestan a todos los aficionados a Star Wars por igual. Primero, que cada vez que aparece una nueva edición de las películas, no se trata solo de un nuevo empaque o una remasterización, si no de una versión corregida y aumentada, con cambios en la historia, efectos especiales reemplazados, y escenas completamente re-editadas. Y segundo, que pese a los múltiples reclamos y a que hacerlo le representaría beneficios económicos, se rehúsa a poner a la venta cualquier formato que contenga la versión original de la trilogía.


El documental dedica una parte sustanciosa de tiempo a explorar las reacciones que tuvieron los fans ante el decepcionante estreno de Episode I: The Phantom Menace, y al creciente desencanto con que fueron recibidas las restantes entregas de la nueva trilogía. Opiniones de fans fueron tomadas en filas para entrar al cine, convenciones y eventos varios, y no solo se buscó la opinión de aficionados cualesquiera seleccionados al azar, si no también de algunos que por una u otra razón han alcanzado cierto reconocimiento o fama en sus campos de trabajo.

Entre los personajes que fueron entrevistados para el documental podemos mencionar a Gary Kurtz, productor de American Graffiti, Star Wars y The Empire Strikes Back; Dave Prowse, el actor que prestase su cuerpo a. Darth Vader; Neil Gaiman, escritor de fantasía y autor de The Sandman y varias novelas, como American Gods, Stardust o Anansi Boys, además de favorito personal; o Francis Ford Coppola, director de la trilogía de The Godfather y Apocalypse Now, además de varios artistas, diseñadores y periodistas de distintas partes del mundo.


Un detalle que me llamó poderosamente la atención es el poco material de las películas de Star Wars que es utilizado, recurriendo a usar versiones de fans para representar escenas de la trilogía original, desde videos caseros filmados en la sala o garage de algún fan, hasta detalladas animaciones con diversas técnicas, dando un aspecto sumamente ecléctico y original a la película.

La intención del documental no es hallar una respuesta al porque de las acciones de Lucas o de los fans, y de hacho presenta argumentos a favor de ambos bandos, como debiera ser el caso de cualquier documental serio. Afortunadamente la seriedad no va más allá de esa búsqueda de equilibrio, y verlo representa hora y media de diversión garantizada.

Bastante recomendable, sean o no fans de Star Wars.
google-site-verification: google16104568f5df7b5d.html