mayo 04, 2012

Reseña: [●REC] 3: Génesis (Rec 3: El Origen)

Paco Plaza y Jaume Balagueró causaron una revolución en el cine de horror español en el 2008 cuando lanzaron [●REC], película de zombies que hacía uso del ya para entonces popular recurso de filmar con cámara al hombro y presentar el material como si se tratase de metraje encontrado, idea muy popular en el género, sobre todo luego del inesperado éxito de The Blair Witch Project (El Proyecto de la Bruja de Blair). Pueden leer mi reseña de aquel entonces siguiendo este enlace.

El éxito fue tal que poco más de año y medio más tarde realizaron una secuela, partiendo del punto mismo donde dejaron la primera. La película no está tan bien lograda ni tiene el mismo impacto que la original, pero se trata de un entretenido divertimiento para los aficionados al horror y en especial al sub-género de zombies.

Y esa misma es la aproximación tomada en [●REC] 3: Génesis. Antes que otra cosa... ¿soy el único que encuentra ridículo y hasta cierto punto patético que las distribuidoras de cine en México le busquen traducción incluso a los títulos de las películas españolas? Ya lo habían hecho con Cronocrímenes, estrenada en nuestro país como Rewind. En este caso el problema es que cambiaron Génesis, término que está justificado dentro de la película, por El Origen, creando la idea de que se trata de una precuela, que no es el caso.

Podríamos considerar que los eventos en esta película ocurren de manera casi simultánea a los de la primera cinta, en la misma ciudad de Barcelona, pero fuera del edificio donde se dio el brote explorado en las dos películas anteriores. Clara (Leticia Dolera) y Koldo (Diego Martin) son una joven pareja de enamorados que ha decidido unir sus vidas en matrimonio y celebran una tradicional boda religiosa seguida de una recepción para decenas de invitados.

Durante su boda aparecen amigos y parientes de ambos, entre ellos un tío que es veterinario y quien aparentemente unas horas antes fue mordido por un perro al que creía muerto. Obviamente ese no era el caso y las implicaciones para los asistentes a la celebración serán catastróficas.

La fiesta tiene lugar en una lujosa villa a las afueras de la ciudad, con un gran salón de baile en medio de una enorme casa de tres palntas, con enormes jardínes alrededor y convenientemente aislada del mundo exterior, así que los aficionados al género sin duda pueden imaginarse (y sin duda empezar también a regodearse) algunos de los escenarios que se desarrollarán a continuación una vez que broten los infectados.

Cuando se desata el caos en medio de la fiesta, Clara y Koldo se ven separados. Ella es sacada del salón por el sacerdote que los casó, en tanto que él primero rescata a su cuñada adolescente y junto con un primo y un par más de invitados se refugia en la cocina. Además de la obvia intención de buscar sobrevivir a lo que está ocurriendo, ambos mantienen la firme determinación de no salir de ahí si no lo hacen juntos.

La película no es más de lo que pretende ser: un festín para los aficionados al género. La elección de la locación y de los diferentes objetos que ahí se pueden encontrar fue planeada con todo cuidado pensando en explotar al máximo cada uno de los elementos disponibles, recurriendo a escenas que podrían llegar a considerarse como clichés (además de un par de fetiches) y utilizándolos de manera eficiente y efectiva.

Plaza, quien dirigió en solitario con Balagueró fungiendo como productor, renuncia a la filmación en video casero tras los primeros minutos, y lo hace justificando el porque dejamos de ver la película desde ese punto de vista, cosa que se agradece, pues lo del metraje encontrado ha sido un recurso abusado en los últimos años.

[●REC] 3: Génesis es una película inteligente y bien realizada, que cuenta una historia de amor (claro, como complemento a lo del ataque zombie), y aporta algunos elementos nuevos acerca del origen de la infección, mismos que se supone debieran quedar resueltos con la próxima, y presuntamente última, entrega de la saga.

Muy recomendada, sobre todo para aficionados al género.
google-site-verification: google16104568f5df7b5d.html