mayo 09, 2012

Reseña: A Storm of Swords, de George RR Martin

Si son aficionados a las historias épicas o a la fantasía en general, asumo que deben ser fans de A Game of Thrones (Juego de Tronos), si no por las excelentes novelas de George R.R. Martin que componen la saga de A Song of Ice and Fire, al menos por la no menos brillante adaptación que está realizando HBO y que actualmente va a la mitad de su segunda temporada.

La primera temporada adaptó la ya mencionada A Game of Thrones, primera novela de la serie, en tanto que la segunda sigue los eventos de A Clash of Kings, secuela de la misma. Aún no se ha hecho oficial anuncio alguno, pero considerando el gran éxito de audiencia y crítica que ha resultado la serie, creo que es lógico pensar que seguirán bajo la misma línea, produciendo una temporada de televisión para adaptar cada una de las proyectadas siete novelas de la saga.

La tercera novela, A Storm of Swords, no comienza precisamente donde terminó la anterior. Esto es comprensible tomando en cuenta la complejidad de lo que acontece en los capítulos finales de A Clash of Kings, con una épica batalla que acapara la atención del lector, dejando de lado los sucesos que circundan a otros personajes en los restantes seis reinos de Westeros.

La novela retrocede un poco para contar eventos que ocurren de manera casi simultánea a la mencionada batalla. Westeros sigue sumido en una guerra civil entre los cuatro reyes restantes, aunque se percibe un cierto desbalance a favor de los Lannister y Joffrey Baratheon. Las intrigas se suceden, las lealtades no siempre son lo que parecen y las traiciones y asesinatos se vuelven cada vez más comunes.

Para complicar un poco más las cosas, hay importantes movimientos al norte del muro, y Daenerys Targaryen finalmente ha cruzado el océano y está empezando a reunir las fuerzas con las que pretende reclamar el trono que por generaciones perteneció a su familia y al cual sería la legítima heredera.

Tal vez el mayor fuerte de la impresionante saga que Martin ha creado en esta serie de novelas sea la complejidad de sus personajes. Cada vez que uno cree que ya entiende a alguno de los personajes principales, se revela otra capa de su personalidad que altera sutilmente lo que sabemos de él o ella. La viveza con que retrata las emociones de cada uno de sus personajes ayudan a que el lector realmente se vea involucrado emocionalmente con la historia y sienta los pesares y tragedias que le ocurren a los habitantes de Westeros.

El mismo autor parece tener ya un vínculo emocional muy fuerte con sus creaciones, pues según explicaba en alguna entrevista, hay un capítulo en particular que ocurre a la mitad de esta novela que tuvo que escribir hasta el final, cuando todo lo demás estaba ya hecho. ¿La razón? Los sucesos de ese capítulo representaban una dura prueba que amenazaba con alterarlo demasiado.

La naturaleza misma de la historia me impide poder comentar mucho más, pues corro el riesgo de revelar detalles sobre la historia o sus personajes que podría resultar en spoilers para quienes no vayan al corriente con la historia. Baste por ahora decir que A Storm of Swords es aún más compleja y satisfactoria que A Clash of Kings, lo cual ya es mucho decir.

Lectura ampliamente recomendada.
google-site-verification: google16104568f5df7b5d.html