noviembre 22, 2012

Reseña: Storm Front, de Jim Butcher

Suele haber cierto recelo hacia algunos autores de best-sellers, casi como si fuese un crimen escribir y poder vivir -bastante bien, por cierto- de ello. Los libros que forman parte de una serie suelen ser automáticamente descartados como formulaicos o predecibles, y aún cuando suele ser así -yo mismo critique hace algún tiempo en este mismo espacio la saga de Dirk Pitt, de Clive Cussler- ese no siempre es el caso, como cualquier fan de A Game of Thrones les podrá informar gustosamente.

Creo que uno de los atractivos de cualquier serie es la familiaridad, esa sensación tan especial que representa el regresar a territorio conocido, revisitar a personajes conocidos y expandir nuestro conocimiento de un mundo en peculiar. Supongo que esa es la razón por la que las series resultan tan populares dentro de la llamada literatura de género.

Jim Butcher era un aspirante a escritor que parecía resignado a que jamás escribiría nada publicable. Pero todo cambió cuando tras atender a un taller de creación literaria uno de sus mentores le recomendase escribir algo reminiscente de alguna serie de best-sellers que fuesen de su agrado. Butcher se puso a trabajar en ello, y poco tiempo después nació Harry Dresden, mago profesional. Storm Front es su primera novela, fue publicada en el 2000, y su éxito fue tal que pronto se convirtió en apenas la primera entrega de la serie, aún vigente, conocida como The Dresden Files.

Harry Dresden es un mago profesional, pero no de la clase que suele usar smoking para realizar actos de ilusionismo o prestidigitación en un escenario. Harry es un mago real, capaz de utilizar las fuerzas de la naturaleza en muy diversas formas. Como es de suponerse, su profesión no es vista con muy buenos ojos por la mayoría de la gente, así que el negocio no marcha tan bien como a él le gustaría.

Su fuente de ingresos más regular es el Departamento de Policía de Chicago, donde la teniente Karrin Murphy, directora de la Unidad de Investigaciones Especiales, contrata frecuentemente sus servicios como asesor, aún a pesar del sentimiento de incredulidad persistente en todo el departamento acerca de las habilidades de Harry o de la utilidad que puedan llegar a tener en la investigación de casos policiales.

El mismo día Harry recibe dos llamadas, la primera de ellas de una mujer llamada Monica, quien deseaentrevistarse con él para ver la posibilidad de contratar sus servicios. La segunda es de la Tte. Murphy, quien le pide se presente en un hotel para revisar una escena del crimen. En esta le son mostrados los cuerpos de dos personas cuyos corazones parecieran haber sido extraídos de sus cuerpos... desde adentro.

Harry determina que fueron asesinados utilizando magia, y promete investigar sobre quien podría tener el conocimiento y poder necesarios para algo así. Por la tarde es contratado por la mujer que lo llamó, quien desea que encuentre a Victor, su esposo, quien desapareció luego de involucrarse en actividades relacionadas con la magia.

Tras encuentros con el capo de la mafia local, vampiros, un warlock, y Morgan, un mago encargado de vigilar todas las actividades de Harry, éste determina que sus dos trabajos están ligados y que encontrar a Victor le permitirá detener los asesinatos, que se siguen acumulando. Ahora lo más importante es poder descubrir donde se oculta el warlock, antes de que pueda dirigir su hechizo asesino hacia el propio Harry.

La novela se lee con una ligereza sorprendente, sobre todo considerando que la historia está bien construida e incluye varias tramas secundarias. Butcher tiene un estilo narrativo muy dinámico y amigable con el lector, pero es engañosamente simple. Mientras cuenta su historia va revelando información acerca del pasado de Harry, desde su familia hasta sus inicios en la magia, y da algunas pistas que apuntan a sucesos oscuros en su pasado, y que explican la necesidad de que el Consejo Blanco, el órgano supremo de la magia, tenga asignado a un guardián para vigilar a Harry.

He de confesar que mi primer contacto con el personaje se dio por un medio diferente a los libros, pues supe de él primero por la efímera serie de televisión que se produjo hace unos años con el nombre de The Dresden Files, la cual era ttransmitida, al menos en México, a través del Sci Fi Channel.

Recuerdo haber visto solo un par de episodios, y aún cuando la serie era entretenida, tampoco pudo atraparme, aún si la premisa en general me parecía bastante atractiva. Por eso, cuando supe que estaba basada en una serie de libros decidí echarles un vistazo. Me tomó algún tiempo, pero finalmente encontré el primero y ahora puedo empezar la serie, misma que se sigue publicando de manera más o menos regular.

Lectura ampliamente recomendada.

google-site-verification: google16104568f5df7b5d.html