noviembre 06, 2013

Reseña: The Twilight Watch, de Sergei Lukyanenko

The Twilight Watch es la tercera novela de la exitosa serie de los Guardianes, del escritor ruso Sergei Lukyanenko, y con anterioridad he comentado y recomendado en este mismo blog las dos anteriores, Night Watch, y The Day Watch, Supongo que es pertinente comentar que la naturaleza secuencial de la serie hace imposible que los libros puedan disfrutarse de no leerse en orden y desde el principio, así que si sienten curiosidad les recomiendo visitar los enlaces de arriba primero para saber de que va la serie.

El problema no es que las historias sean malas o están contadas de manera parcial, si no que los protagonistas son personajes introducidos en los dos libros anteriores y hay constantes alusiones a hechos narrados en esos dos volúmenes, sin cuyo conocimiento previo es imposible entender o disfrutar completamente lo que pasa en este tercer volumen.

El libro está dividido, al igual que los anteriores, en tres partes, mismas que pudiesen ser consideradas como novelas cortas, con las dos primeras contando historias completas y autocontenidas, y con la tercera sirviendo como puente, uniendo sucesos de ambas para contar otra historia más compleja. En esta ocasión las tres historias llevan los títulos de Nobody's Time (El Tiempo de Nadie), Nobody's Space (El Espacio de Nadie), y Nobody's Power (El Poder de Nadie).

En Nobody's Time descubrimos que ambas guardias, el Day Watch y el Night Watch, han recibido cartas donde se les advierte acerca de que un poderoso Mago de Luz le ha prometido a un humano convertirlo en un Otro, lo cual se supone es imposible, pero implica también peligro para el Mago, pues de ser cierto, no cumplir su promesa significará su muerte. Nuestro viejo conocido Anton Gorodetsky es asignado para investigar el caso por parte del Night Watch, teniendo que colaborar con su viejo amigo y vecino, Kostya, el vampiro, quien es enviado por el Day Watch, así como con Edgar y Vitezoslav en representación de la Inquisición.

Nobody's Space lidia con el encuentro de Anton y su familia con una poderosa bruja mientras se encontraban de vacaciones. Svetlana, la esposa de Anton, es una hechicera de primer nivel quien abandonó el Night Watch para dedicarse a su familia, mientras que su hija Nadya es un Otro con el potencial de ser la hechicera más poderosa en el mundo.

El encuentro con Arina, la bruja, revela la naturaleza de los Otros en relación al mundo y a los seres humanos en términos del origen de su poder y cómo es que este es absorbido por ellos, además de explicar cual es el verdadero potencial de Nadya. 

Finalmente, Nobody's Power cuenta sobre el descubrimiento del Fuaran, un legendario libro que supuestamente es capaz de convertir a cualquier humano en un Otro o de elevar los poderes de un Otro a un nivel más allá de cualquier clasificación. Uno de los personajes pretende utilizar el libro para realizar la fantasía socialista definitiva, convirtiendo a toda la humanidad es Otros, y acabando con lo que él ve como una injusta desigualdad. Anton es apoyado por las dos Guardias, además de la Inquisición, pues todos consideran que el desequilibrio causado por semejante plan podría ser catastrófico para el planeta.

Como ya es costumbre en los libros de las serie, Lukyanenko hace un excelente trabajo al hilar sus historias de manera tal que las dos primeras historias, mismas que casi podrían ser cuentos y funcionar por separado, se conviertan en las piezas fundamentales para construir una historia más grande y compleja, misma que toma forma y se hace evidente hasta llegar a la tercera y última historia. Si acaso, se podría argumentar que su habilidad narrativa ha ido creciendo libro a libro, siendo cada vez más adepto a dar profundidad a sus personajes de una manera humana y creíble.

Lectura ampliamente recomendada.
google-site-verification: google16104568f5df7b5d.html