enero 24, 2014

Reseña: Airframe, de Michael Crichton

Hace ya algún tiempo dejé en claro en este mismo blog que Michael Crichton era uno de mis autores favoritos, y Airframe era prácticamente la última de sus novelas 'mayores' que me faltaba por leer, faltándome ahora sólo las dos que aparecieron publicadas después de su muerte, y un puñado de su obra temprana, cuando firmaba con el pseudónimo de John Lange. Además de Disclosure (Acoso Sexual), claro, pero esa no sé si realmente tengo ganas de leerla.

A lo largo de los años he comentado libros de Crichton en diversas ocasiones. De hecho, es muy probable que sea el autor a quien he comentado en más ocasiones desde que existe este blog. Airframe es una novela publicada en 1996, y como la mayoría de la ciencia ficción de Crichton, lidia con una temática realista y fácil de ubicar en nuestro entorno cotidiano, tratando en esta ocasión de vuelos comerciales.

La novela sigue la investigación de un accidente aéreo que no parece tener una explicación razonable. Un vuelo de Hong Kong a Denver es cortado cuando la tripulación solicita hacer un aterrizaje de emergencia minutos antes de alcanzar la costa Oeste de los Estados Unidos, citando haber encontrado una fuerte turbulencia que los hizo perder el control, resultando en tres muertos y varios heridos. El avión toca tierra en el aeropuerto internacional de Los Angeles y la investigación se inicia de inmediato.

Casey Singleton es la vicepresidente de seguridad y calidad de Norton Aircraft, la empresa fabricante del avión en cuestión. Se trata de una aeronave con un excelente record de seguridad, y el piloto es considerado entre los mejores del mundo, por lo que no parece tratarse de un error humano. Todo apunta a un problema técnico que se suponía había quedado resuelto años atrás, y de confirmarse puede representar el fin para Norton, pues echaría por tierra una importante venta de aviones a China.

Casey tiene que lidiar también con la prensa, que ávida de algún escándalo que proporcione buenos ratings, parece determinada a crucificar al conflictuado fabricante de aviones, y necesita hacerlo bajo la presión de una guerra interna por el control de la compañía, incluyendo la constante presencia de un ejecutivo menor que sigue todos sus pasos para reportar a una de las partes interesadas. La situación tiene también estresados a los empleados y mecánicos, pues saben que si el incidente lleva a la compañía a la quiebra, todos ellos quedarán desempleados.

Fiel a su estilo, Crichton elabora una compleja trama llena de intriga industrial y conflictos de intereses, aprovechando para lanzar algunos golpes a la industria mediática norteamericana, más preocupada en generar ratings que en producir contenidos o informar de las noticias, y lo hace de una manera entretenida e incluso educativa.

Esto último lo digo porque, gracias a su atención al detalle y a su vocación como profesor, Crichton parece convertir todos y cada uno de sus libros en una especie de manual para principiantes, en este caso cubriendo muchos de los aspectos básicos detrás del funcionamiento mecánico de un avión, así como de los procedimientos de seguridad empleados tanto en su fabricación como en su operación por parte de diversas líneas aéreas.

El resultado es una gratificante y entretenida novela, que es lo menos que uno puede esperar de uno de los más importantes autores de best-sellers de todos los tiempos. Lectura ampliamente recomendada.
google-site-verification: google16104568f5df7b5d.html