octubre 19, 2015

Inktober 2015: Día 18

Como la gran mayoría de lectores de cómics, mi entrada a este medio narrativo se dio por medio de los superhéroes, y ese género siempre ha tenido un lugar dentro de mis hábitos de lectura. Diablos, aprendí a leer antes de entrar a la escuela gracias a los cómics de Superman, y aprendí a leer en inglés por mi cuenta gracias a los cómics de los X-Men, así que no hay como darle vuelta al hecho.

Sin embargo, a mediados de la década de los 90 tuve inquietud por buscar historias de otros géneros, y una de las primeras y que mayor huella dejaron en mis gustos, fue The Sandman, de Neil Gaiman.


Ganadora de un premio mundial de fantasía y reconocida como uno de los grandes logros del medio, esta serie me abrió los ojos a las posibilidades narrativas que ofrecía el medio, convenciéndome además de que algunas de las mejores cosas allá afuera no tenían nada que ver con trajes de spandex o villanos tratando de conquistar el mundo. Así que no podía estar completa mi serie de entradas del #Inktober 2015 si no incluía algo de ella, y que mejor que los hermanos Death y Dream para ello.

Usar la capa de Morpheus como un fondo negro es algo bastante común, y para el rostro usé como referencia una de las imágenes más populares del personaje, pero cambiando las sombras por sólidos en vez del achurado original. En cuanto a Death, no usé una imagen de Vertigo, pues me gustó mucho la pose usada por David Finch en una portada de Action Comics, aunque omití las flores.

google-site-verification: google16104568f5df7b5d.html