enero 19, 2007

NFL: Y solo quedan cuatro

El pasado fin de semana pudimos atestiguar cuatro partidos de buen nivel. No recuerdo la última vez que los cuatro juegos de play-offs de un mismo fin de semana hayan sido tan cerrados.

Los Halcones Marinos dieron un gran partido y pusieron en aprietos a los Osos, a grado tal que estuvieron cerca de poder intentar un gol de campo para ganar el partido faltando unos segundos por jugar. Sin embargo, la defensa de Chicago lo impidió y en tiempo extra Robbie Gould conectó el gol de campo de la victoria. Los Santos sufrieron ante unas duras Águilas lidereadas por Jeff García y Brian Westbrook, pero una gran actuación de sus corredores ayudó a que pudieran salir airosos del compromiso y llegar por primera vez en la historia de la franquicia a la final de conferencia, colocándose a una victoria de poder disputar el Super Bowl.

En la conferencia americana se vivieron dos encuentros de primer nivel y con un toque adicional de dramatismo. Los Potros visitaron la ciudad que vió nacer su franquicia para enfrentar a los Cuervos y su poderosa defensiva, y fue precisamente su defensiva la que los llevó a la victoria, permitiendo únicamente 6 puntos a su rival y con una gran actuación de Adam Vinatieri, quien acertó sus cinco intentos de gol de campo para convertirse en el líder de todos los tiempos en ese departamento en post-temporada. Por su parte los Patriotas volvieron a vencer a un equipo supuestamente mejor. Un par de decisiones equivocadas de Marty Shottenheimer y dos costosos errores hacia el final del partido permitieron que los Pats echaran al mejor equipo de la temporada regular.

Y ahora solo quedan cuatro. Los Santos buscan redondear una temporada de ensueño con su primera aparición en un Super Bowl y los Osos son el último obstáculo en su camino. Los Potros buscan callar bocas y que mejor manera de hacerlo que derrotando al equipo que ha sido su némesis y verdugo los últimos años.

En estos encuentros cualquiera puede ganar, pues el más mínimo error podría significar la derrota. Personalmente me agradaría ver a los Potros y a Peyton Manning enfrentando en el Super Bowl al equipo de su padre. Creo que los Santos han mostrado un balance entre ofensiva y defensiva que puede ser suficiente para derrotar a los Osos y su errática e impredecible ofensiva. Para los Potros no creo que sea tan fácil, y sin duda será un juego cerrado donde la ejecución de los equipos de las estrategias planteadas por Tony Dungy y Bill Bellichick será la clave para ganar el juego.

Lo único seguro es que nos esperan dos partidos de gran nivel y probablemente de los más disputados y espectaculares de los últimos años.
google-site-verification: google16104568f5df7b5d.html