abril 12, 2010

Coming Soon

Hace ya varios años que el cine de horror vive una constante influencia del cine oriental. Primero fueron películas japonesas las que causaron sensación y empezaron a generar toda clase de remakes y copias, luego las chinas, las coreanas, y poco a poco se fueron sumando cintas originarias de otros países asiáticos. Como toda tendencia o moda poco a poco la saturación del material alcanzó un punto insostenible y el material empezó a volverse repetitivo y limitado, sin que por ello se haya detenido la importación de esa clase de material.

Lo más reciente del horror que vino de oriente en llagar a nuestras pantallas es Coming Soon (Viene por Ti), cinta escrita y dirigida por Sopon Sukdapisit, guionista de Shutter (Están Entre Nosotros) y con la cual hace su debut como director. La cinta sigue las peripecias de Shen, un joven proyeccionista en un complejo cinematográfico de quien se nos revela tiene adicciones a la droga y las apuestas, lo que le acarrea toda clase de problemas en su vida personal.

Uno de los costos de sus adicciones fue su relación sentimental con Some, una atractiva joven que trabaja en el mismo lugar, lo que provoca momentos incómodos entre ambos. Pensando en solventar algunos de sus problemas económicos, Shen colabora con Yod, uno de sus supervisores en el trabajo y hermano de Some, para grabar con una videocámara "Vengeful Spirit", una película de terror próxima a estrenarse y la cual se espera sea el éxito de la temporada.

La película cuenta la historia de Chaba, una mujer que quedó desfigurada en un incendio en el cual murieron sus hijos y quien desde entonces secuestra niños para reemplazarlos. Cuando los padres de los niños la descubren, la ahorcan al momento, solo para descubrir que su espíritu es aún más violento y peligroso.

Ambos ingresan al complejo cinematográfico por la noche y mientras Yod se instala en la sala con la videocámara montada en un tripié, Shen se encarga de manejar el proyector. Shen se queda dormido durante la proyección y al despertar a la mañana siguiente se encuentra con que Yod ha desaparecido. Preocupado y confundido, Shen recoge la videocámara y revisa la grabación, solo para descubrir que al llegar a la escena del linchamiento de Chaba ocurrió algo que aterrorizó a Yod pero no quedó capturado en el video.

Lo más preocupante es que situaciones que ocurren dentro de la película empiezan a replicarse, llevando a Shen a preguntarse si la película puede tener algún secreto más siniestro que su historia. Shen intenta convencer a Some de que la película está maldita y que él está condenado, razón por la que ella accede a ayudarlo a averiguar la verdad en busca de una posible salvación.

La historia en si tiene poco de original, pues toma prestados muchos elementos de algunas películas del género exitosas en los últimos años, desde The Ring (El Aro) hasta la mencionada Shutter. La película tiene algunos giros interesantes que ayudan a que se mantenga a flote durante la mayor parte, aunque considero que el último tercio de la cinta es demasiado flojo y ello afecta el resultado final.

La impresión que me deja es que se trata de una buena idea pero pobremente ejecutada, lo que puede significar que tal vez Sukdapisit debiera concentrarse en su faceta de guionista y olvidarse de dirigir. Debo admitir que me divirtió particularmente el mensaje antipiratería que lleva implícito, dentro de la historia, pero que en general me dejo un tanto decepcionado. Si les gustan las películas de fantasmas y/o el cine de terror que se produce en Asia de algunos años hacia acá, lo más probable es que puedan disfrutar de la película, aunque recomiendo no acudir al cine con demasiadas expectativas.
google-site-verification: google16104568f5df7b5d.html