mayo 20, 2010

The Men Who Stare at Goats

The Men Who Stare at Goats es una película que podría ser mejor descrita como "rara", a grado tal que las distribuidoras en nuestro país se comportaron con un exceso de cautela y por poco y no la estrenan. Se encuentra en cartelera en México desde hace apenas un par de semanas, a pesar de haber estrenada en los Estados Unidos desde el otoño pasado y estar disponible en DVD (en región 1) desde hace un par de meses. Qué tan extraña vibra le habrá dado a los distribuidores, que ni siquiera se molestaron en hacerle una campaña de publicidad que explotara el elenco del que presume la cinta: George Clooney, Ewan McGregor, Kevin Spacey, Jeff Bridges, Robert Patrick, Stephen Root, y Stephen Lang.

Bob Wilton (McGregor) es un periodista que trabaja para un pequeño diario local, encargado mayormente de notas de relleno o artículos de color sobre personalidades de su localidad. Mientras trabajaba en una de esas piezas conoce a Gus Lacey (Root), un sujeto que afirma que realiza turismo sin salir de casa mediante una habilidad psíquica conocida como "vista remota". Al cuestionarlo sobre estas "habilidades" psíquicas, Lacey explica que fue parte de una unidad especial del ejército en la cual se buscaba producir supersoldados, gente con poderes psíquicos que pudiese alterar la forma de conducirse de los militares en tiempo de guerra.

Wilton descarta las declaraciones de Lacey asumiendo que se trata de un loco y sigue adelante con su vida, al menos hasta que su esposa lo abandona por su editor y él decide largarse a Oriente Medio a servir como corresponsal de guerra. Mientras se encuentra en Kuwait a la espera de una oportunidad de cruzar la frontera hacia Irak se encuentra con Lyn "Skip" Cassady (Clooney), quien fuese mencionado por Lacey como el más avanzado de los miembros de la unidad especial. Tras cerciorarse de que es la misma persona, Wilton lo presiona para obtener más información acerca de su grupo. Así se entera que su unidad era conocida como el Primer Batallón del Ejército de la Nueva Tierra, y que los miembros de la Unidad se llamaban a si mismos "Guerreros Jedi".

Convencido de que su encuentro no fue una casualidad, Cassady accede a permitir a Wilton que lo acompañe al cruzar la frontera, pues tiene una misión y le gustaría que lo acompañase. Juntos se internan en el desierto en busca de una base a donde se supone que Cassady debe llegar y en el camino corren algunas extrañas aventuras. La historia del Ejército de la Nueva Tierra y su fundador, Bill Django (Bridges), es contada en flashbacks intercalados dentro de la narrativa principal, desde las experiencias hippy de Django hasta los problemas que llevaron a la disolución de la unidad.

La película es una comedia oscura con ciertos toques de sátira, hecho que se anuncia al principio de la película, cuando una leyenda en pantalla nos advierte que "más de lo que creen de esto es cierto".

La importancia del elenco de la película radica en la facilidad con que el material podía haberse convertido en una farsa descarada, pero Clooney y Spacey, quien interpreta a su rival, Larry Hooper, logran un sorprendente balance en la creación de sus personajes, hombres racionales y sanos que creen en cosas imposibles por el simple y sencillo hecho de que las han atestiguado. McGregor aporta aplomo y candor a su papel, un periodista escéptico que se ve forzado a admitir que puede haber algo detrás de las historias del grupo en que fue a parar. Bridges, por su parte, crea un personaje similar a The Dude, de The Big Lebowski, lo que sin duda será del agrado de los fans de esa cinta de los Coen.

A Grant Heslov, director de la cinta, lo ubico más como actor secundario, o más precisamente como comic relief, que como director. Aparentemente éste es apenas su segundo largometraje, y no lo hace mal. Parece tener algunos problemas para mantener un ritmo narrativo constante, pero creo que es de entender que con tanto flashback y una narración en off del personaje de Wilton la historia resulte un tanto compleja de contar. Sea como sea, The Men Who Stare at Goats (horriblemente traducida en México como Hombres De Mentes), es una película bastante divertida. Recomendada para cualquiera con sentido del humor.
google-site-verification: google16104568f5df7b5d.html