julio 16, 2010

Youth in Revolt

El director puertorriqueño Miguel Arteta tiene muchos años trabajando en Hollywood, pero fuera de un puñado de películas de modesto presupuesto, lo más conocido de entre su trabajo ha sido dirigiendo episodios para series de TV como Six Feet Under, The Office o Ugly Betty, así que no es de sorprender que su nombre resulte desconocido para la gran mayoría de los cinéfilos.

Youth in Revolt (La Chica de mis Sueños) cuenta la historia de Nick Twisp (Michael Cera), un joven estudiante de preparatoria que aspira a convertirse en escritor profesional. Nick vive con su madre (Jane Smart), una mujer divorciada y sin trabajo que vive de la pensión alimenticia de su ex-marido (Steve Buscemi), y quien cambia de novios (Zack Galifianakis, Ray Liotta) con demasiada frecuencia. Nick es tímido e introvertido, por lo que no hace gran cosa buscando cambiar nada en su vida, pero cuando durante un viaje conoce a Sheeni Saunders (Portia Doubleday), su mundo se torna de cabeza..

Sheeni es hija de un matrimonio ultraconservador y religioso, lo que representa un duro obstáculo en el desarrollo de la relación entre ambos. Sheeni es de carácter fuerte y de manera interior se opone a muchas de las ideas de sus padres pero sin llegar a retarlos abiertamente. Tiene un novio, Trent, quien es un par de años mayor que ella, escribe poesía experimental y es considerado un estudiante modelo en su escuela, además, claro de ser un atleta consumado. Sin embargo, lo único que tiene que hacer Nick para superar a ese aparente novio ideal es ofrecer a Sheeni la oportunidad de tener una vida de aventuras y glamour. Es decir, convertirse en alguien más.

Nick crea en su mente a Francois Dillinger como la clase de hombre que sería capaz de seducir y cautivar a Sheeni, y empieza a decidir el curso de sus acciones tal y como serían si él fuese alguien como Francois. Esta recién encontrada rebeldía lo lleva a confrontar a su madre, quien lo envía a vivir con su padre, movimiento previamente calculado por Nick con la idea de mudarse más cerca de donde vive Sheeni. Cuando los padres de ella descubren la clase de cosas que hizo Nick para disgustar a su madre, deciden enviar a Sheeni a un internado, lo que supondrá otro reto para las habilidades de Nick bajo la persona de Francois.

Youth in Revolt es una comedia juvenil de tintes románticos que afortunadamente se aleja de los convencionalismos del género para intentar ser un poco más propositiva y original, atacando un humor ligeramente más oscuro y menos burdo que el que solemos ver en las comedias adolescentes. Me encantó el desempeño de los actores en general, sobre todo por la acertada decisión de reunir a un elenco de interpretes muy capaces pero de bajo perfil, mismo que incluye, además de los arriba mencionados, a M. Emmet Walsh y a Justin Long. Pero el show se lo roba definitivamente la pareja protagonista.

Michael Cera tiene el enorme problema de que todo mundo le da papeles reminiscentes del que le diera el salto a la fama en la exitosa serie de TV Arrested Development, así que ojalá que con el excelente trabajo que hace en esta cinta en el doble papel de Nick Twisp/Francois Dillinger y su próxima aparición como el personaje titular en Scott Pilgrim vs. The World pueda finalmente desencasillarse y explotar todo su potencial. Por otro lado, Portia Doubleday debe ser uno de los hallazgos del año. Físicamente atractiva y con un talento sobresaliente, seguramente se convertirá en un rostro recurrente en las pantallas de todo el mundo.

Youth in Revolt es una entretenida comedia que debiera ser del agrado de casi todo público, aunque una queja común que he escuchado es que no hace origen a las novelas de las que está inspirada. Habrá que buscarlas.
google-site-verification: google16104568f5df7b5d.html