noviembre 11, 2011

Reseña: The Princess Bride, de William Goldman

Pocas películas marcaron tanto a una generación como The Princess Bride, conocida en español como La Princesa Prometida o simplemente La Prometida. Fantasía, humor, acción, romance y aventura hacen de esta cinta de Rob Reiner un clásico instantáneo, legando a la cultura popular personajes tan entrañables como Iñigo Montoya, el Temible Pirata Roberts, Miracle Max, Fezzik o Buttercup. Si no saben de que estoy hablando, háganse un favor y busquen la película, disponible en región 4 bajo el nombre de La Prometida. La encuentran muy barata y vale mucho la pena.

Si saben de que estoy hablando, no necesito decir nada más de las película, pues no hay forma de que pueda capturar en algunas líneas todo lo que representa y consigue esa maravillosa producción. Lo que puede que les sorprenda, es saber que la película está basada en una novela del mismo nombre escrita por William Goldman y publicada en 1973. Goldman es un talentoso y exitoso guionista de cine, y fue él mismo el responsable de adaptar su libro al cine.

The Princess Bride no fue la primera novela de Goldman, pero si fue la primera en representar un éxito importante en el terreno de la prosa para un guionista que ya gozaba de una muy buena reputación en cine gracias a su trabajo en películas como Harper y Butch Cassidy and The Sundance Kid. La novela está escrita como si se tratase de una edición hecha por Goldman sobre la obra de otro escritor, S. Morgenstern, figura ficticia creada por Goldman que le permite involucrar elementos de sátira en la novela sin afectar su narrativa principal.

De hecho, el título completo de la novela es The Princess Bride: S. Morgenstern's Classic Tale of True Love and High Adventure (La Princesa Prometida: La Clásica Historia de Amor Verdadero y Gran Aventura de S. Morgenstern), y es complementado por el subtítulo The "Good Parts" Version (La Versión de "las Partes Buenas"), y afirma que se trata de una abreviación realizada por Goldman. La introducción del libro cuenta como fue que el autor decidió embarcarse en el proyecto de editar y abreviar el libro favorito de su infancia.

Según cuenta, la idea surgió durante un evento de escritores, donde decidió encargar el libro para hacerlo llegar a su hijo en su cumpleaños, pues él todavía no estaría en casa. Fue una odisea conseguir el libro y enviarlo a tiempo, lo que hizo duro descubrir días después que su hijo botó el libro porque lo encontró muy aburrido. Tras revisar el libro descubre con horror que su hijo tiene razón, el libro es muy aburrido.

¿Cómo podía haber sido su libro favorito de la infancia? Fácilmente. Él nunca leyó el libro, pero se convirtió en su favorito porque su padre, que apenas sabía inglés, se lo leía por las noches al llevarlo a la cama. Así que no puede haber otra explicación, su padre se saltaba las partes aburridas del libro, contándole una versión mejorada del mismo.

En ese momento decidió que tenía que rescatar su memoria del libro, e inició los trámites necesarios para poder editar el libro y publicarlo en una versión similar a la que su padre le enseñó a amar. Esta peculiaridad del libro fue adaptada al cine de una manera muy ingeniosa, pero no la mencionaré por respeto a quienes no hayan visto la película.

El libro cuenta la historia de Buttercup, una hermosa chica del campo, hija de un granjero, y su romance con Westley, el mozo de la granja, a quien ella desprecia y humilla constantemente. Buttercup no es la mujer más hermosa del mundo, pero se está convirtiendo en ella, lo que atrae la atención de la mayoría de los jóvenes del pueblo y también de algunos aristócratas en palacio. Ella no presta atención, al menos hasta que se da cuenta de que el único hombre que no la admira y adula constantemente es el único que le interesa: Westley. Cuando se vuelve imperativo que el príncipe Humperdinck, heredero al trono de Florin, encuentre esposa y engendre a su propio heredero, empieza una búsqueda entre la nobleza del reino. Cuando esta no da frutos, la corte amplia la búsqueda, y el Conde Rutgen, mano derecha del príncipe, sugiere visitar la granja de los padres de Buttercup.

La víspera a la visita del príncipe Buttercup recibe la noticia de que Westley, quien partió hacia América en busca de fortuna tras revelar a Buttercup su amor por ella, murió cuando su barco fue atacado por el Temible Pirata Roberts, famoso por no dejar nunca sobrevivientes. Buttercup está destrozada y, convencida de que jamás volverá a amar a nadie, hace un trato con el príncipe. Mientras él no le exija que lo ame, ella está dispuesta a casarse con él y darle un heredero. El príncipe acepta con gusto.

Antes de la boda se ponen en marcha intrigas políticas y Buttercup es secuestrada por un grupo de mercenarios. Mientras éstos intentan llevarla a la frontera con Guilder, reino vecino y constante rival de Florin, un misterioso hombre de negro los persigue, a la vez que todos ellos son seguidos por el Príncipe Humperdinck y su grupo de rescate. Peleas, duelos e intriga se entremezclan antes de revelar la verdad tras las múltiples intrigas y traiciones.

Si ya vieron la película y les gustó, les aseguro que el libro les va a gustar todavía más, pues la historia es la misma, el tono es el mismo, y los personajes son los mismos, pero tienen una historia más rica y completa. Si nunca han visto la película y tienen la posibilidad de leer primero el libro, tampoco se arrepentirán. Se trata de una historia de fantasía  totalmente humana, donde la fortaleza personal depende de los valores y el amor y la amistad lo superan todo, contada con un estilo atractivo y llena de humor apto para todas las edades. Creo que es esa clase de historias que es imposible no dejar con una sonrisa en la cara.

La versión que compré es una edición de bolsillo de la Edición del 30 Aniversario de la novela, e incluye una nueva introducción, y el primer capítulo de la secuela del libro, Buttercup's Baby. La nueva introducción y un texto que antecede al capítulo de la secuela ahondan más en la supuesta vida de Goldman y sus tribulaciones al trabajar con los herederos de Morgenstern, y es una verdadera delicia. Si pueden echarle mano a una copia, háganlo, les garantizo que no se arrepentirán.

Absolutamente recomendado.
google-site-verification: google16104568f5df7b5d.html