agosto 21, 2005

Mi Revo

En el post anterior mencioné mi Revo, pero acabo de darme cuenta de que jamás la había mencionado. Fabricada por Psion, empresa líder en el mercado de las PDA antes del boom de Palm y creadores de muchos de los equipos portátiles más populares de los noventas, la Revo fue uno de sus modelos más exitosos, a grado tal de que se rumora que Nokia piensa revivir la línea.


¿No es hermosa? Ideal para todos aquellos románticos que piensan que todo tiempo pasado fue mejor pero no están peleados con la tecnología. ¿Qué mejor forma de trabajar con tecnología actual sin convertirse en un technogeek que utilizar equipo del siglo pasado?

Salió al mercado en 1999. Se trata de un equipo sumamente compacto (8x16x1cm) y ligero, con un procesador de 36 Mhz y 8 MB de memoria. Su software incluye un procesador de textos, una hoja de cálculo, agenda, directorio, block de notas, juegos, y es posible descargar más aplicaciones para ella.


La mía fue un regalo de Santiago hace casi dos años y poco a poco se fue convirtiendo en una importante herramienta de trabajo. Probablemente más de la mitad de los textos en mis blogs han sido gestados en ella.

Y si bien no se trata de un teléfono, y dado que no pienso cambiar el mío hasta dentro de un par de meses, sirva mientras este post para sumarme a una tradición iniciada hace algunas semanas y preservada aquí y aquí.
google-site-verification: google16104568f5df7b5d.html