septiembre 04, 2005

Generación Perdida

Recuerdo que hace algunos años, cuando se estrenó Trainspotting, la controvertida cinta de Danny Boyle basada en la novela de Irving Welsh, mucha gente se refería a ella como "La Naranja Mecánica de nuestra generación".

Esa clase de etiquetas siempre me han parecido tontas. Que si Sweet Child of Mine era la Satisfaction de nuestra generación, que si Coldplay está listo para ser el "nuevo" U2... no sería mejor elogio para esos grupos y/o obras que se les valorase por sus propios méritos en vez de compararlos con el pasado? Claro, debe sentirse bien que te comparen a ti o a tu trabajo con elementos que marcaron una época o trascendieron más allá de lo que se esperaba de ellos, pero no por eso deja de ser engorroso el estar sujeto a las comparaciones.

Habiendo aclarado que no me gusta hacer comparaciones me veo en la penosa situación de aceptar que a veces son útiles para valorar ciertas cualidades de algo, películas incluídas. Volviendo al ejemplo con el que inicie este texto, no coincido con la idea de que Trainspotting sea nuestra Naranja Mecánica. Supongo que esa comparación fue hecha en base a que ambas cintas muestran la decadencia que puede alcanzar la juventud en una sociedad que prefiere ignorar a quienes debieran ser su responsabilidad. Para mi, Naranja Mecánica habla más sobre el efecto alienante de la sociedad en el individuo, explorando lo que es vivir en una ciudad entre millones de gentes y aún así estar solo, al tiempo que analiza los extremos a los que un individuo puede llegar en su lucha privada contra el sistema.

Y partiendo de esa particular interpretación del tema de la película, creo que más que Trainspotting sería posible situar a Fight Club en ese contexto. O incluso a American Psycho. Trainspotting es una buena película, pero creo que se necesita tener algún contacto muy cercano con el mundo de las adicciones para poder apreciarla enteramente, y aún siendo ese el caso, ni siquiera es la mejor película de Danny Boyle (honor correspondiente, en mi humilde opinión, a Shallow Grave). American Psycho resulta ser un interesante análisis de una sociedad guiada por el consumo, donde la forma es más importante que el fondo y las apariencias lo son todo. Pero a mi parecer la película tiene muchas deficiencias narrativas que impiden que sea tan buena como pudo haber sido.

Y eso nos deja con Fight Club. A mi juicio se trata de una de las películas más inteligentes y provocadoras de los últimos años. David Fincher tenía ya una reputación de ser uno de los realizadores con un estilo visual y narrativo mas distintivos, pero Fight Club es sin duda su trabajo más ambicioso. Cuando conocemos al protagonista de la cinta nos encontramos con un individuo sumergido en el sistema, con un aburrido y estable trabajo de oficina donde es una pieza más del sistema. Vive solo y pasa gran parte de su tiempo revisando catálogos de muebles de diseñador. La frase "...trato de decidir que comedor me define como persona" es un tremendo indicativo de que tan vacía y patética puede ser su existencia. Que mejor forma de expresar la soledad del individuo en la sociedad actual que hablar de los "amigos de una porción", gente que uno conoce, habla con ellos, intercambia opiniones y puntos de vista para después despedirse y no volver a verlos nunca más, olvidando al instante las conversaciones y momentos de simpatía compartidos momentos atrás.


Y eso es sólo una parte de los temas analizados en la película. La idea de la rebelión contra el sistema, del poder que el hombre común puede tener cuando presenta un frente unido ante las autoridades es a la vez esperanzadora y atemorizante. El sentimiento de abandono y desesperanza expresado por Tyler Durden como bandera de su rebelión, ese nada que perder, es algo que debiera ser motivo de reflexión para todos aquellos que vivimos en las grandes metrópolis del siglo XXI.

El simple hecho de que una película pueda incitar a la gente a pensar sobre cualquier cosa es algo de lo que me fascina del medio, y por ello es que Fight Club es una de mis películas favoritas de todos los tiempos.
google-site-verification: google16104568f5df7b5d.html