marzo 20, 2007

Izquierda

No, no voy a hablar de política. Estoy consciente de que a últimas fechas este blog parece dedicado casi exclusivamente a cine con una que otra intervención sobre libros o algún otro tema. Tenía listo otro comentario acerca de un libro, pero después de un comentario de un amigo en una lista de correos (el cual creo fue hecho sin mala intención, pero me gusta la idea de atormentarlo un poco al respecto) se me ocurrió postear primero este para darle variedad al blog.

Un detalle que solo conocen, por obvias razones, mis amigos más cercanos y mi familia, es que soy zurdo. Y creo que esa condición provocó que aparecieran varias características de mi forma de ser. Por cuestiones de mayoría (se supone que casi el 90% de la población mundial es derecha), muchos objetos de uso cotidiano son fabricados con la idea de que serán usados por un derecho. Desde picaportes y cerraduras, tijeras, cuchillos, cuadernos, etc. Mucha gente no crea que exista ninguna relación entre ser zurdo y tener problemas para utilizar algunos objetos y que se trata de una exageración, pero no es así. Algunos son muy obvios, como las tijeras. La forma en que cruzan las dos piezas provoca que a veces un zurdo ejerza presión de forma que las cuchillas se separan y no cortan adecuadamente. Ahora existen tijeras para zurdo, las cuales cruzan a la inversa evitando ese efecto. Otros objetos no son tan obvios, como pueden ser cuchillos (depende del lugar de origen pues suelen ser afilados de diferentes maneras) o muebles.

Personalmente nunca he utilizado ningún artículo diseñado especialmente para zurdos, y si bien es cierto que algunas actividades fueron difíciles, sobre todo en la infancia, creo que la necesidad de adaptarme a usar artículos diseñados para gente "diestra" me ayudó precisamente a ser más diestro que ellos en muchas actividades. Tal vez lo más difícil fue en la escuela, pues para aprender a escribir el sistema que se utiliza asume que el flujo del trazo lo hará un derecho, lo que provoca una mala postura de la mano, la cual a la fecha sigo teniendo. Luego están los pupitres o mesas de trabajo, los cuales tienen la paleta (la tabla sobre la que se escribe) del lado derecho, las cuales provocaban que me tuviese que sentar de lado o semi-jorobado para poder apoyarme adecuadamente. Y esas otras dificultades me llevaron a desarrollar otras habilidades. Actualmente puedo escribir de manera especular (dibujando al revés cada letra y avanzando de derecha a izquierda) de derecha a izquierda (empezando por el final de la palabra o la oración), de izquierda a derecha, de abajo a arriba, de arriba a abajo e incluso de cabeza. La escritura especular no la practico mucho, así que cuando la llego a usar es bastante más lento que de cualquier otra forma.

Existen diversas teorías y estudios acerca de las causas y origen de la zurdez, las cuales he seguido con interés por obvias razones. Una teoría que me causaba peculiar interés era en relación a la forma de absorber y procesar información. De acuerdo con varios estudios, un zurdo absorbe más información de manera visual que un derecho, y acostumbra procesarla del mismo modo que el resto de la información: en conjunto, procesando varios datos de manera simultánea. Se supone que los derechos suelen seguir un proceso lineal, analizando la información de manera secuencial. En mi caso debo decir que a lo largo de los años he acumulado experiencias que indican que yo si proceso la información de manera simultánea.

En fin, no es mi intención aburrirlos con más teorías e ideas, pero me pareció interesante la idea de hablar un poco de una de mis características principales.
google-site-verification: google16104568f5df7b5d.html