septiembre 30, 2008

[●REC]

[REC] es una película española de terror producida y estrenada el año pasado en tierras europeas y hace un par de semanas en América. La primera vez que tuve noticia de la existencia de esta película fue por el comentario que Kraken puso en su blog, Calamares Verdes Fritos, en diciembre pasado, algunas semanas después de su estreno. Aún cuando despertó mi interés en su momento, debo reconocer que me había olvidado de ella por completo hasta que hace algunas semanas vi el poster entre los de "próximos estrenos" en uno de los complejos que visito habitualmente.

La película está filmada por completo con la técnica de "cámara al hombro" y bajo la idea de que funcione como filmación real de tipo documental o cinema verité, lo que ha provocado que se le compare con películas que han usado esa misma técnica con anterioridad, como The Blair Witch Project o Cloverfield aún cuando tiene bastante poco en común con esas películas.

Ángela es una joven reportera de televisión que junto con Pablo, su camarógrafo, está trabajando en una nota sobre como es una noche cualquiera en una estación de bomberos en Barcelona. El reportaje en cuestión carece de emociones y resulta ser incluso bastante aburrido, pues según le explican los mismos bomberos la mayoría de las noches son muy tranquilas y son raras las ocasiones en que tienen que lidiar con una emergencia real. Ella se siente un tanto decepcionada aún cuando a mitad de la noche es necesario atender un llamado de ayuda. Ángela y Pablo acompañan a dos bomberos que son despachados para atender la situación y pronto arriban a un edificio de apartamentos en el que una mujer no deja de gritar, por lo que sus vecinos temen se haya accidentado o esté imposibilitada de algún modo.

Los bomberos y dos policías que ya están en la escena entran al departamento en cuestión y encuentran a una señora que está fuera de si y se comporta como desquiciada. Mientras intentan controlarla para poder sacarla, la mujer se pone peor y ataca a los policías, mordiendo brutalmente a uno de ellos en el cuello. Atemorizados, los demás hombres consiguen apartarla del policía y salir del departamento, quedándose uno de ellos a vigilar a la señora. Solicitan apoyo y una ambulancia pero al volver a la entrada del edificio se encuentran con que ésta ha sido sellada por las autoridades sanitarias, dejando encerrados a todos los residentes del edificio con ellos.

Ocupados tratando de averiguar porque sellaron el edificio todos parecen olvidar de momento a la señora del apartamento y al bombero que se quedó cuidándola hasta que la tragedia ataca de nuevo y se desata el caos. Asustados, confundidos y al borde de la desesperación, son informados desdde el exterior que un inspector de sanidad entrará al edificio para determinar si se les deja salir o no. El inspector les informa que se ha determinado que una extraña infección parece haberse originado en el edificio y por eso se le ha declarado en cuarentena hasta no determinar quienes han sido contagiados. La infección se transmite a partir de los fluidos corporales, principalmente la saliva, por lo que es importante que todos eviten ser mordidos por alguno de los infectados.

Al correr de la noche se hace evidente que no tienen forma de contener a los infectados dentro del limitado espacio del edificio, así que la velada se convierte en una desesperada lucha por la supervivencia. Los últimos minutos de la cinta ofrecen un vistazo al aparente origen de la infección y constituyen además uno de los segmentos más cargados de tensión y desesperación de la película. La mayor parte de la carga dramática cae sobre Manuela Velasco, quien en el papel de Ángela es quien pasa más tiempo frente a la cámara, siendo además quien además de ser quien da voz a las dudas y miedos de los personajes se convierte en parte importante de la narrativa visual de la cinta.

Es evidente que la historia no es particularmente original, pues tanto se podría describir como una encerrona con algunos infectados sacados de 28 Days Later como se le podrían buscar paralelos con otras películas de zombies. Sin embargo, el fuerte de [REC] está en la forma elegida para contar la historia y en la ejecución de la misma. El manejo de la cámara es excelente, pues se restringe toda la narrativa a un solo punto de vista, amplificando el efecto de claustrofobia y espacios cerrados pero sin caer en la excesiva confusión visual que se vio, por ejemplo, en Cloverfield, lo cual tiene mucho sentido si tomamos en cuenta que el encargado de la cámara en esta ocasión es un profesional utilizando equipo de primera y no un aficionado con una cámara casera. Otro punto digno de destacar el el montaje y edición de sonido, mismo que realmente ayuda a crear el ambiente adecuado para la historia. Si pueden, vean esta película en el cine, pues a no ser que tengan un home theater realmente bueno no podrán experimentar esta película de la mejor manera.

Resumiendo, [REC] resultó una agradable sorpresa y debiera gustar a cualquier fan del género. Por cierto, en los Estados Unidos aún no se ha estrenado esta película pero en las próximas semanas aparecerá en cartelera el remake hollywoodense de la misma bajo el título de Quarantine (Cuarentena), misma que debiera llegar por acá poco después. Dudo mucho que pueda igualar la calidad de la original, por lo que creo que es una buena noticia el saber que Jaume Balagueró y Paco Plaza, los co-directores, estén trabajando una vez más por su cuenta en la secuela, para la cual no hay fecha de estreno todavía pero se especula que pudiesen buscar aprovechar la promoción de la versión americana para lanzar su película. Ya veremos.
google-site-verification: google16104568f5df7b5d.html