octubre 15, 2008

Productivity Killers

A veces no entiendo... si se dicen mis amigos, ¿por qué hacen cosas que me perjudican?

Ah, en realidad estaba siendo excesivamente melodramático. Lo que pasa es que ayer me preparaba para editar algunas entradas para mis blogs mientras checaba mi correo, cosa que hago habitualmente de martes a viernes en un lapso de unas tres horas que estoy trabajando pero de una manera bastante relajada. El caso es que aproximadamente dos horas y media de las tres mencionadas desaparecieron súbitamente y sin rastro alguno. ¿La causa? La trivia interminable.

Todo mundo -bueno, al menos quienes me conocen- sabe que soy aficionado a las trivias y a la acumulación de información curiosa pero mayormente inutil, razón por la que los juegos de trivia suelen resultar bastante entretenidos y adictivos para mi. En este caso se trata de una trivia de cine -como si hiciera falta otro gancho- que circula dentro de los hilos de la red social Facebook. Resulta que algunos amigos tuvieron a bien retarme a participar en la llamada Never-ending Quizz, y mi aceptación del reto resultó en la desaparición del periodo de tiempo arriba mencionado.

La razón de este post era simplemente explicar porque pudiesen darse algunas lagunas en la actualización del blog, aunque espero haber resuleto el problema. Me estoy quedando sin posts de vampiros y los estrenos de cine han sido escasos, así que aunque tengo varios libros pendientes de comentar tal vez haga una pausa para empezar el viernes con una serie de reseñas/comentarios especiales alusivos al próximo Halloween.

Nos estamos leyendo.
google-site-verification: google16104568f5df7b5d.html