enero 22, 2009

Edgar Allan Poe

El pasado lunes se cumplieron doscientos años del natalicio de Edgar Allan Poe, uno de los más reconocidos e influyentes escritores norteamericanos, particularmente en los géneros de misterio y terror. Dado que acabo de retomar los comentarios de la serie Masters of Horror me pareció que lo menos que podía hacer era dedicarle unas cuantas líneas a uno de los más antiguos y reverenciados, aún si lo es en otro medio narrativo, y quien es considerado por muchos como uno de los pilares del género.

Si buen no tengo modo de estar seguro de ello, me atrevería a afirmar que la primera historia de Poe que leí fue The Gold-Bug (El Escarabajo de Oro), pues recuerdo que está incluída en varias colecciones de literatura juvenil de las que leí en mi infancia. Incluso recuerdo que durante años tuve la idea de que el autor de esa historia era Robert Louis Stevenson, supongo que debido a que me recordaba algunos cuentos que había leído de ese autor.

El primer libro de su autoría que cayó en mis manos fue The Narrative of Arthur Gordon Pym of Nantucket (Las Aventuras de Arturo Gordon Pym) y he de reconocer que no lo entendí y que incluso lo encontré aburrido hacia el final. Debo haber tenido doce o trece años cuando lo leí y algunos años más tarde, ya con el conocimiento de otras obras del autor, decidí intentar leerlo nuevamente, atribuyendo a mi juventud la impresión original que me dejó la primera vez. Ya no me pareció aburrido, pero la última parte del libro resulta tan compleja que a la fecha aún no estoy seguro de haberlo entendido del todo.

Sin duda la parte de su obra más reconocida es la compuesta por sus cuentos, de entre los que podría destacar The Black Cat (El Gato Negro), The Cask of Amontillado (El Barril de Amontillado), The Fall of the House of Usher (La Caída de la Casa Usher), The Gold-Bug (El Escarabajo de Oro), The Masque of the Red Death (La Máscara de la Muerte Roja), The Murders in the Rue Morgue (Los Asesinatos de la Calle Morgue), The Pit and the Pendulum (El Pozo y el Péndulo), The Tell-Tale Heart (El Corazón Delator), A Descent into the Maelström (Descenso en el Maelstrom), y claro, sus poemas, siendo el más popular y famoso de todos The Raven (El Cuervo).

Es muy fácil conseguir sus obras en ediciones de diferentes presentaciones y precios debido a que toda su obra se encuentra ya en el dominio público, además de poder encontrarse también en línea la gran mayoría de ellas, tanto en inglés como traducidas a varios idiomas, incluyendo el español. El Proyecto Gutemberg tiene disponibles muchos de sus textos en inglés, o pueden hallarlas en Wikisource aquí en inglés, o acá en español.

La influencia de la obra de Poe es innegable, y no sólo en la literatura de terror, pues su obra es tomada como ejemplo e inspiración por autores de todos los géneros por las cualidades narrativas y estructurales que en ellas utilizaba. Su impacto en la cultura popular es imposible de medir, pero la cantidad de referencias a su persona o a su obra que se pueden hallar en cine, televisión, cómics y literatura en general, es asombrosa.

La asociación de escritores Mystery Writers of America le puso su nombre al premio que otorga anualmente, aunque suele ser llamado simplemente Edgar. Más allá del mundo de la ficción y el entretenimiento, podríamos destacar que el equipo de fútbol americano de la NFL, los Baltimore Ravens, tomó ese nombre en honor a este extraordinario escritor y su obra más popular.

Seguramente se realizarán toda clase de homenajes y tributos en las próximas semanas y no dudo que aparezcan trabajos interesantes tanto literarios como de otras índoles. Sin lugar a dudas, al hablar de Maestros del Horror, Edgar Allan Poe tiene reservado uno de los lugares de honor.
google-site-verification: google16104568f5df7b5d.html