enero 19, 2009

Masters of Horror: Don Coscarelli

Probablemente la primera vez que vi una película de Don Coscarelli debe haber sido en Cine Permanencia Voluntaria, el espacio dedicado a películas en Canal 4 durante la década de los 1980s y seguramente fue The Beastmaster (El Señor de las Bestias), una película de fantasía y aventuras protagonizada por Marc Singer, quien luego se convertiría en una figura de culto gracias a su participación en la serie de tv V (Invasión Extra-terrestre), y Tanya Roberts, uno de los Ángeles de Charlie. En aquel entonces yo era un niño y una de las cosas que menos me interesaban al ver una película era quienes habían trabajado en su realización. Seguramente ni siquiera tenía una idea de cuanta gente trabajaba en una película o todo el trabajo necesario para llevar una historia a la pantalla, así que el nombre de Don Coscarelli permanecería ignorado por mi por algunos años más.

No tengo idea exacta de cuando vi Phantasm, un clásico del cine de terror norteamericano que, al menos para el impresionable adolescente que era entonces pues no la he vuelto a ver, resultó una gratificante experiencia. Seguramente la vi en compañía de mis tíos y muy probablemente la rentamos en algún videoclub, pero no me sé cuando o donde. Para ese entonces ya empezaba a interesarme en la gente detrás de las historias que me entretenían tanto en libros como en películas, así que el nombre de Coscarelli quedó por primera vez registrado en mi memoria. Poco después y gracias a las frecuentes visitas al videoclub supe que había secuelas de Phantasm, pero nunca pude convencer a mis tíos de rentarlas y a la fecha no he visto ninguna de ellas.

Creo que no volví a saber nada de Coscarelli hasta que hace algunos años, ya en la era del internet, me enteré de la existencia de Bubba Ho-tep, una comedia de terror que presenta a Elvis Presley en un asilo de ancianos peleando contra una momia egipcia con la ayuda de John F. Kennedy, cuyo cerebro fue trasplantado a otro cuerpo. El papel de Elvis es interpretado por Bruce Campbell, quien tal vez sea el más grande actor de culto en lo que se refiere al cine de terror gracias a su participación en la saga Evil Dead de Sam Raimi y en una variedad de películas y series de tv. Apenas conseguí hacerme con una copia de esta película y espero en las próximas semanas hacerme un espacio para verla y comentarla. Finalmente, Coscarelli es el director de Incident On and Off a Mountain Road (Incidente en una Carretera Perdida), una adaptación de un cuento de Joe R. Landsdale que fue el primer episodio de la serie Masters of Horror, aunque en su edición mexicana es el volumen 3 de la misma.

La historia comienza con Ellen (Bree Turner) conduciendo de noche por una solitaria carretera en medio de las montañas hasta que se estrella con un automóvil detenido a la mitad del camino. Al bajar del auto para averiguar si el conductor se encontraba a bordo del auto, Ellen descubre un rastro de sangre que sale del vehículo y se interna en el bosque. Al seguirlo para intentar asegurarse de que el otro conductor esté bien se encuentra con un asesino psicótico y deforme quien lleva arrastrando a la mujer que conducía el otro vehículo. Aterrorizada, Ellen huye en el bosque tratando de evadir a su perseguidor. Mientras intenta salvarse varios flashbacks cuentan la historia de como conoció a su esposo, un fanático de una milicia quien se dedicó a entrenarla en técnicas de combate y supervivenciacon y sin armas, entrenamiento que ella espera poder utilizar para sobrevivir la noche.

Eventualmente el asesino la captura y ella puede atestiguar el siniestro destino de sus víctimas tras verlo trabajar en su "taller", del que eventualmente logra escapar para tener una confrontación final con el asesino justo antes de que se revele un oscuro secreto de ella misma. Coscarelli se merece el título de maestro del horror tan solo por su efectivo uso de la oscuridad para crear una adecuada atmósfera narrativa. El que sea además capaz de complementarla con una buena dirección de actores se convierte en un plus, así que prácticamente cualquier trabajo suyo resulta recomendable para los aficionados al género.

Espero en las próximas semanas terminar de comentar los restantes diez volúmenes de la serie mientras intento cazar la segunda temporada y/o la serie que equivaldría a la tercera, Fear Itself.
google-site-verification: google16104568f5df7b5d.html