marzo 20, 2009

The Final Programme

Michael Moorcock es uno de los autores occidentales del siglo XX más respetados alrededor del mundo. La gran mayoria de su trabajo se ubica dentro de los géneros de fantasía y ciencia ficción, y ha ganado prácticamente todos los premios especializados en esos géneros. Probablemente sus personajes más populares y conocidos sean Elric de Melniboné -mi favorito personal- y Jerry Cornelius, dos antihéroes que representan aspectos de su Eternal Champion, un personaje que aparece bajo diferentes identidades en diferentes historias sin que estas se encuentren necesariamente ligadas argumentalmente entre si.

Supongo que eso suena bastante complejo y, para ser honestos, lo es. Moorcock creo el concepto del multiverso, una serie de universos paralelos y realidades alternas en los que explora los temas más recurrentes en su ficción, y en cada tiempo, mundo y realidad de este multiverso existe una encarnación del Eternal Champion (perdón por mi necia insistencia de nombrarlo en inglés, pero "El Campeón Eterno" siempre me ha sonado a la vez demasiado vacuo y pomposo), un personaje elegido por el destino para pelear en nombre del balance entre las fuerzas del Orden y el Caos, aún si en ocasiones el personaje en cuestión ignora su identidad o su misión.

Moorcock es conocido por su vocal resistencia y oposición al uso de lugares comunes y clichés en la literatura de género, así como su fuerte crítica hacia los autores que utilizan su obra como herramienta de difusión para sus ideologías personales, tomando como blancos principales a Robert E. Howard (Conan, Kull, Red Sonja), C.S. Lewis (Narnia) y J.R.R. Tolkien (Lord of the Rings) por lo primero; y a Lovecraft (Cthulhu) y Heinlein (Starship Troopers) por lo segundo. El propio personaje de Elric pudiese entenderse como una respuesta a Conan, un anti-héroe creado específicamente para negar las convenciones de la fantasía épica derivada de Lord of the Rings. Todo lo anterior lo menciono a manera de sentar un precedente respecto al tipo de ficción que Moorcock escribe o a la forma en que se aproxima a su trabajo.

The Final Programme (El Programa Final) es la primera novela de lo que se conoce como el Cuarteto de Jerry Cornelius. Jerry es un joven científico, multimillonario y aventurero, que pasa la mayor parte de su tiempo viajando o de fiesta en fiesta, siendo prácticamente una personificación de la anarquía. Jerry se encuentra enemistado con su hermano Frank, quien es dueño de la casa que su padre construyó y en ella mantiene prisionera y eternamente sedada a Catherine, su hermana, quien tiempo atrás sostuvo una relación incestuosa con Jerry, resultando en la expulsión de éste del seno familiar. Jerry se involucra con un grupo de personas interesados en recuperar documentos de su padre, mismos que creen se encuentran guardados en un microfilm en algún lugar de la impenetrable fortaleza que es la residencia de los Cornelius, por lo cual necesitan la ayuda de Jerry.

El asalto a la mansión termina en desastre para todos, y Jerry, sin rumbo o metas en la vida, termina trabajando al lado de la misteriosa Srita Brunner en la persecución del Programa Final, una supercomputadora alimentada con todo el conocimiento de la humanidad y lista para cambiar al mundo en un momento en que la crisis internacional amenaza con derrumbar lo que queda de la civilización occidental. Si nada de eso les resulta aún suficientemente complicado, habría que mencionar las cuevas secretas nazis bajo el ártico, la creación del humano perfecto, y la perturbadora costumbre de la Srita Brunner de consumir a otras personas. Literalmente.

The Final Programme es una dura crítica a la sociedad occidental de los 1960s, a la cultura del consumismo y las modas pasajeras, así como a la cerrada forma de gobierno persistente en la gran mayoría de los países occidentales. La figura de Jerry como impredecible elemento anárquico sirve como punto de oposición a las figuras de rígida autoridad que gobiernan el mundo. Su lectura es bastante rápida porque se trata de un libro bastante breve, pero la complejidad de las situaciones que plantea y la forma en que las resuelve lo convierten en un extraordinario ejemplo del talento de Moorcock como escritor.

La novela fue adaptada al cine en 1973 con una recepción controversial, pues a pesar de contar con muchos entusiastas y defensores, sus detractores abundan, incluyendo al propio Moorcock, quien siempre se ha quejado de algunos cambios realizados a la historia, especialmente al final de la misma. Nunca he visto la película, pero ganas no me faltan.

The Final Programme es un libro que me gustaría recomendar a todo el mundo, pero creo que su inusual construcción y la tremenda densidad temática que contiene podrían resultar en una experiencia frustrante para algunos lectores, razón por la cual sugeriría primero algún texto más convencional del autor, como Stormbringer, una de las primeras historias de Elric, o The Eternal Champion (El Campeón Eterno), donde explica de una manera más simple muchos de sus temas recurrentes. Sea como sea, Moorcock es uno de los autores más influyentes dentro de la literatura contemporánea de ficción, y como tal su trabajo merecería ser apreciado por un público más grande.
google-site-verification: google16104568f5df7b5d.html