marzo 19, 2009

Masters of Horror: Lucky McKee

Lucky McKee resulta quizás el más inusual de entre los directores invitados a participar en la primera temporada de Masters of Horror, pues con sus 33 años no solo es el más joven de todos ellos, si no también probablemente el menos conocido. He escuchado comentarios positivos acerca de sus primeras dos películas, May (2002) y The Woods (2006), pero no he tenido oportunidad de ver ninguna de las dos, aunque definitivamente ahora tengo más ganas de buscarlas.

En adición a las dos películas arriba mencionadas, McKee también fue co-director de la difícil de conseguir All Cheerleaders Die, producción independiente del 2001 que ha alcanzado un status de culto; y era además el director de Red, un thriller del año pasado protagonizado por Brian Cox, Tom Sizemore, Robert Englund y Amanda Plummer, pero diferencias con los productores lo hicieron abandonar el set a mitad de la filmación, contratándose a alguien más para terminar la película.

Angela Bettis es una actriz cuya carrera parece estar ligada estrechamente a la de McKee desde el debut directorial de éste con May, donde Bettis interpretó el papel principal. Para Sick Girl (Una Chica Perturbada), su episodio de Masters of Horror, McKee recurre una vez más a ella para encargarse del protagónico, además de haberla utilizado también en The Woods. Sick Girl cuenta la historia de Ida Teeter (Bettis), una joven entomóloga con problemas para hallar una pareja estable en el reducido microcosmos que le deja la combinación de su homosexualidad y su afición por los insectos, pues aparentemente cada vez que encuentra una chica con quien existe una atracción mutua, los insectos que co-existen con ella tanto en su trabajo como en su casa se convierten en un obstáculo insalvable para su relación. Al menos hasta que conoce a Misty (Misty Mundae bajo el nombre de Erin Brown), una chica que pasa la mayor parte del día sentada dibujando hadas en el vestíbulo del edificio donde Ida trabaja. Armándose de valor, Ida aborda a Misty y la invita a salir, sorprendiéndose al descubrir que Misty parece sentirse a su vez atraída por ella, tal vez incluso con mayor intensidad.

La primera cita de Ida y Misty resulta en una agradable sorpresa para ambas, pues luego de pasar la noche juntas, Ida descubre a la mañana siguiente que su gran colección de insectos no solo no le desagrada a Misty, si no que le gusta bastante. Lamentablemente la otra sorpresa resultará en una serie de complicaciones inesperadas para la joven pareja, pues Mickey, un extraño insecto recibido por Ida un día antes de manos de un remitente anónimo, ha escapado de su caja y tras esconderse en una almohada ha picado a Misty, y los resultados de esa picadura sorprenderán a todos.

Ida vive en un edificio donde la casera tiene una nieta que idolatra a Ida. Cuando la señora se da cuenta de las preferencias sexuales de su joven inquilina, decide hacer cualquier cosa para apartar de ella a su nieta, llegando incluso a confrontar a Ida acusándola de haberse acercado a la niña únicamente con intenciones carnales en mente. La presión que la señora ejerce sobre la joven pareja parece estar acelerando un cambio en la conducta de Misty, detonando los efectos de la picadura del insecto.

Uno de los aspectos que más gratamente me sorprendió del trabajo de McKee es la forma en que arma su historia. El tema de horror, en este caso el misterioso insecto, es prácticamente relegado al papel de detonante narrativo, prefiriendo concentrarse en construir un complejo y creíble microcosmos como hábitat para sus personajes. A pesar de tratarse de una historia de solo una hora, McKee consigue contar al mismo tiempo una historia de amor, una historia de terror que incluye un poco de crítica social, y una comedia de humor negro, todas perfectamente integradas.

Sick Girl no es una obra maestra que vaya a cambiarle la vida a nadie, pero la habilidad y talento con que está realizado el episodio me llevan a pensar que el futuro de Lucky McKee en el género será brillante, y que si bien pudiese ser todavía muy temprano en su carrera como para considerarlo como un Maestro del Horror, no cabe duda que sus primeros pasos son firmes y encaminados en la dirección correcta.
google-site-verification: google16104568f5df7b5d.html