marzo 17, 2009

ruthless.com

Deben haber pasado unos quince años desde que leí The Hunt for Red October (La Caza al Octubre Rojo), la exitosa novela de Tom Clancy que fuera llevada al cine en 1990 bajo la dirección de John McTiernan, pero aún recuerdo la sensación exhilarante de hallar tan elevado nivel de detalle y tecnicismos -nerd que es uno- impecablemente intercalado dentro de una atractiva y entretenida prosa, habilidad en la que tal vez sea solo superado por el recientemente desaparecido Michael Crichton. Desde entonces debo haber leído casi una docena de novelas de Clancy, y aún cuando no estoy de acuerdo con muchas de sus ideas políticas, lo entretenida que resulta su prosa y lo bien desarrolladas y construidas que resultan sus historias hacen que valga la pena cada lectura, siendo particularmente de mi agrado las del complejo pero coherente mundo que creó alrededor de Jack Ryan, personaje presentado en The Hunt for Red October.

Durante la segunda mitad de los 1990s Clancy se involucró en el desarrollo de juegos de estrategia, asociándose con el afamado y reconocido editor y antologista Martin H. Greenberg para crear Red Storm Entertainment, su propia compañía de desarrollo de videojuegos, cuyo nombre tomó de otra de sus novelas (Red Storm Rising - Tormenta Roja). Años más tarde firmó un acuerdo para licitar el uso de su nombre y creaciones a Ubisoft, compañía con la que ha colaborado para crear una exitosa serie de juegos para consolas, de entre los que destacan las exitosas sagas Splinter Cell y Ghost Recon, junto con todos su derivados.

Lamentablemente esa mentalidad de empresa lo llevó a trabajar en la creación de franquicias literarias, creando conceptos y entornos en los que otros autores escriben historias. Nunca me han atraído esa clase de empresas porque soy de la idea de que el mismo formato y concepto bajo el que funcionan limita la creatividad de los escritores involucrados, pues muchos de ellos terminan intentando imitar el estilo y voz del creador del concepto.

Conscientemente he hecho lo posible por evitar leer los libros de esas series, leyendo ocasionalmente el primer libro de cada una de ellas, escrito por el propio Clancy para establecer entornos y personajes, como en el caso de Op-Center y NetForce. Aclarado lo anterior, debo confesar que finalmente la curiosidad pudo más. Normalmente las novelas pertenecientes a esas franquicias incluyen una leyenda como "creado por Tom Clancy y Martin Greenberg -o su asociado de turno-, escrito por...", pero hace algún tiempo noté que algunos libros no especifican quien los escribió. Ese es el caso de Tom Clancy's Power Plays: ruthless.com, la novela que me hizo romper la costumbre de no leer sus franquicias. De los agradecimientos entiendo que el libro fue escrito, o al menos coordinado, por el propio Clancy, trabajando bajo una serie de ideas desarrolladas por el equipo detrás del juego de computadora ruthless.com, desarrollado por Red Storm Entertainment. El resultado no es del todo malo, pero dista de alcanzar el nivel de entretenimiento y calidad narrativa que he llagado a esperar de Clancy.

Roger Gordian es el fundador y presidente de UpLink, una de las compañías líderes en el desarrollo de software de encripción de datos, quien ve amenazado el bienestar y futuro de su empresa cuando ésta se ve amenazada simultáneamente por una posible toma hostil, severos intentos de sabotaje industrial, atentados en contra de él mismo y su personal, y una serie de intrigas políticas y económicas. El ritmo narrativo es muy ágil, casi vertiginoso, y la historia es atractiva, intrigante y sumamente entretenida. Lamentablemente el desarrollo de personajes es mínimo y nunca se logra el mínimo grado de empatía con ninguno de ellos.

Ahora que mi curiosidad ha quedado satisfecha supongo que podré alejarme de estas novelas-franquicia y concentrarme en buscar las novelas del Ryanverso -es decir, las que siguen las aventuras de Jack Ryan, la más famosa creación de Clancy- que aún no he leído, y tal vez los dos o tres libros de Op-Center que escribió él mismo. Tom Clancy's Power Plays: ruthless.com no fue una total decepción, pero lo recomendaría únicamente a los incondicionales de Clancy o a los aficionados a las historias de intriga geo-política y económica que tengan algunas horas que matar.
google-site-verification: google16104568f5df7b5d.html