mayo 06, 2009

Best Time Travel Stories of All Time

Debo aclarar que siempre me ha gustado la ficción corta, especialmente cuando se trata de ciencia ficción u horror. No sé si sea la naturaleza intrínseca de la ficción de género o el haber conocido ambos géneros en historias cortas, pero así es. También recuerdo haber leído hace algunos años un artículo de David Pringle, un reconocido crítico y editor británico, donde comentaba que los cuentos y las novelas cortas habían sido el vehículo de desarrollo más importante para la ciencia ficción, pues la gran mayoría de los autores reconocidos del género iniciaron su carrera como colaboradores de revistas y posteriormente incursionaron en el terreno de las novelas.

Una de las consecuencias de que el medio haya crecido a través de la ficción corta es que los grandes avances en el género, y todos los movimientos que se han dado en el mismo, también se han dado en ese formato. Aclarado lo anterior puedo ahora dedicar mi atención al sub-género explorado en el libro que comentaré a continuación: los viajes en el tiempo.

Como buen aficionado al género no puedo dejar de compartir el gusto por las historias de ese particular subgénero, así que no debiera sorprender a nadie que en cuanto vi en un catálogo la entonces próxima aparición de un libro titulado The Best Time Travel Stories of All Time (Las Mejores Historias de Viajes en el Tiempo de Todos los Tiempos) lo haya agregado inmediatamente a mi lista de pedidos. Eso sucedió hace más de seis años y no le había hecho un lugar en el itinerario de lecturas hasta hace un par de semanas.

Además del tema del libro la combinación de autores involucrados contribuyó a interesarme en el libro, abarcando héroes personales como Ray Bradbury o Philip K. Dick; autores clásicos y viejos conocidos cuyo trabajo siempre ha dejado un agradable sabor de boca, como James Triptree Jr, Poul Anderson, Fredric Brown, Charles L. Harness, Robert Silverberg, Karen Haber y Jack McDevitt; y unos cuantos nombres que hasta ahora me eran desconocidos.

Debo admitir que no estoy familiarizado con el trabajo de Barry N. Malzberg, quien se encargó de editar la compilación. Se trata de un reconocido editor y escritor con una vasta experiencia en el género, habiendo incluso ganado algunos premios como escritor, pero nunca he leído ninguna de sus obras. Como editor puedo decir que realizó un muy buen trabajo con esta variada colección, además de mostrar bastante ingenio al seleccionar un título engañosamente pretencioso que es en realidad un guiño a los aficionados al género. Lástima que su interpretación de "Todos los Tiempos" no le haya permitido incluir historias escritas en el futuro, porque eso hubiese hecho que la colección fuese perfecta, aún cuando se defiende bastante bien con aquello a lo que le pudo echar mano.

Las historias incluídas son las siguientes:
  • The Battle of Long Island. Una enfermera militar necesita lidiar con problemas personales de su pasado al tiempo que participa en la vigilancia de un agujero que permite a soldados de la guerra de independencia norteamericana llegar al presente.
  • The Man Who Came Early. Un soldado norteamericano contemporáneo basado en Islandia se encuentra repentinamente mil años en el pasado tratando de lidiar con la dureza de un mundo que le es desconocido y para el cual su entrenamiento no lo preparó.
  • Forever to a Hudson Bay Blanket. Una joven pareja vive una historia de amor que a pesar de abarcar décadas tiene el tiempo contado.
  • Anachron. Un excéntrico millonario crea una máquina que le permite ver el pasado y el futuro de un mismo lugar. Tras su desaparición su ambicioso hermano intenta utilizar la máquina para ganar dinero, pero las paradojas y complicaciones propias de los viajes en el tiempo frustran sus planes.
  • On the nature of time. Las paradojas siempre son una complicación para aquellos que buscan alterar el curso del pasado, y eso es lo que ocurre en esta inteligente visión de las consecuencias de intentar asesinar a un ancestro para no nacer nunca.
  • A little something for us tempunauts. Philip K. Dick escribió varias historias de viajes en el tiempo y siempre resultaron perturbadoras. En esta historia muestra a los primeros temponautas norteamericanos atrapados en un ciclo de repetición que los tiene atendiendo a su propio funeral.
  • Ripples in the Dirac Sea. Un científico inventa una máquina del tiempo, pero un accidente impedirá que pueda mostrarla al mundo. Lo único que le queda es prolongar lo más posible el momento de su muerte escondiéndose el el pasado.
  • A Sound of Thunder. Tal vez una de las historias más conocidas de viajes en el tiempo. Una empresa en el futuro ofrece safaris de cacería de dinosaurios, pero un accidente aparentemente inofensivo revela las implicaciones del efecto mariposa. Curiosa la decisión de publicar una adaptación gráfica de la historia en lugar del cuento de Bradbury, así como la decisión de usar la adaptación de Richard Corben en lugar de la versión ilustrada por Al Williamson publicada por la EC Comics en los 1950s.
  • Hall of mirrors. Un matemático se encuentra en una situación inesperada como resultado de las acciones de su futuro yo, viéndose forzado a meditar sobre las posibilidades y responsabilidades que vienen con la capacidad de viajar en el tiempo.
  • 3 rms good view. Una curiosa historia donde se explora de una manera inusual una posible solución al problema de la escasez de vivienda en las grandes ciudades.
  • Time trap. Una de las mejores historias del libro aún a pesar de que la revelación del viaje temporal debía darse como una sorpresa cerca del final. El conocimiento de que ese elemento debe estar presente -de otro modo no estaría dentro de esta antología- le resta impacto a la resolución de la historia sin por ello alcanzar a demeritarla.
  • The Brooklyn Project. Una sarcástica interpretación de los peligros involucrados en viajar al pasado sin preever las consecuencias de alterar el más mínimo elemento. Excelente contraparte a A Sound of Thunder.
  • Timetipping. Un hombre lleva su vida con la mayor sobriedad posible a pesar de que todos a su alrededor son constantemente reemplazados por sus contrapartes de otras líneas temporales.
  • Chronology protection case. Otra de mis favoritas. Un detective forense enfrenta el caso más difícil que haya encontrado. ¿Es posible alterar el curso de la historia sin que el Universo mismo intente evitarlo?
  • Hawksbill Station. Hawksbill Station es una prisión para presos políticos bastante inusual, pues está en el único lugar desde donde los disidentes no pueden perturbar el status quo del mundo: un desolado paraje un billón de años en el pasado.
  • Time travelers never die. Tal vez la historia más ligera y convencional en el libro. Dos amigos se dedican a hacer turismo cultural coleccionando arte y conociendo celebridades de diferentes épocas y lugares.
Es difícil decidir si la selección de Malzberg es realmente de las mejores historias, pues de memoria recuerdo al menos un puñado que merecerían un lugar en semejante lista. Probablemente no pudo obtener los derechos para usarlas, o las restricciones de espacio le impidieron usar historias más largas, como The Time Machine, de HG Wells, pero aún así el libro resulta bastante satisfactorio.
google-site-verification: google16104568f5df7b5d.html