agosto 17, 2011

Cine de verano

Constantemente he criticado a las distribuidoras cinematográficas en nuestro país por algunas de las decisiones que toman, desde la traducción de los títulos de las películas hasta la variedad de oferta que ofrecen en cartelera y pasando por la tardanza con que algunos títulos llegan a nuestras pantallas y por aquellos otros que ni siquiera corren con la suerte de llegar algún día.

Pero creo que no le había dedicado una sola línea a la poco ética práctica que realizan cada año durante el verano a la hora de acomodar sus estrenos en México.

Si ustedes son cinéfilos asiduos a visitar constantemente su complejo favorito de cines, seguramente se han percatado de la raquítica oferta de estrenos que ha habido en los últimos dos meses. La razón para esto es tan simple como molesta, pues se trata de un pacto entre estudios, distribuidoras y cadenas de salas. Dado que el verano y las vacaciones escolares representan la época más lucrativa para la industria cinematográfica, hace unos años estas empresas acordaron un método para maximizar sus ganancias.

El método consiste simplemente en escalonar los estrenos de los proyectos más importantes, de manera tal que no se estrene más de uno de ellos cada semana, y más aún, que todos ellos puedan gozar de algunas semanas en cartelera sin tener que competir con otros proyectos de alto perfil. Esto les permite acaparar el grueso de la taquilla durante semanas consecutivas al forzar al público ocasional a ver lo poco que se ofrece para su elección.


Sin embargo, en ocasiones este método les explota en la cara y alguno de sus proyectos de alto perfil sufre las consecuencias, siendo la víctima en esta ocasión Green Lantern, adaptación del comic del mismo nombre producida y distribuida por Warner Pictures. Por elección, azar o destino, fue la elegida para cerrar la temporada de grandes estrenos, apareciendo en salas mexicanas ocho semanas después de su estreno en los Estados Unidos.

Mientras películas como Thor, X-Men First Class, Rio, Pirates of the Caribbean 4, Harry Potter 7.2, Cars, Transformers 3, Kung Fu Panda 2, o Captain America: The First Avenger se vieron beneficiadas por esta técnica de estrenos distribuidos y recaudaron una muy buena taquilla en nuestro país, Green Lantern esperaba su turno en medio de una oleada de críticas negativas tanto de prensa como de público en general siguiendo su estreno en los Estados Unidos.

Si esas críticas no fuesen suficientes como para ensombrecer las expectativas de la gente respecto a la película, hay que tomar también en cuenta la piratería. Tuvieron dos meses para ofrecer la película a un público que ya no estaba tan seguro de querer pagar por verla en el cine. El resultado era de esperarse, pues a pesar de tener una taquila aceptable, sin duda no ha sido el éxito que los productores esperaban de una producción de más de 20 millones de dólares con versiones tanto tradicional como 3D.

La verdad es que la película no es tan mala como muchos temen, aunque dista bastante de ser buena. Creo que buena parte de los comentarios negativos sobre ella los tiene bien merecidos, y que la poca aceptación que ha tenido durante los pocos días que lleva en exhibición en pantallas de esta ciudad está justificada, pero eso es algo que comentaré más a fondo en mi siguiente post, cuando haga la reseña de Green Lantern.

Hasta entonces.
google-site-verification: google16104568f5df7b5d.html