febrero 21, 2013

Reseña: The Prestige, de Christopher Priest

Seguramente al escuchar 'The Prestige', la gran mayoría piensa en la película de ese mismo título del 2006, misma que en su momento comenté en este mismo blog, pero en esta ocasión mi texto/reseña no se refiere a ella, si no al libro que sirvió como inspiración para la mencionada película.

La novela, publicada en 1995, es obra del popular y respetado autor británico Christopher Priest, y fue un éxito instantáneo. Además de haberse convertido en uno de los libros más vendidos de ese año, The Prestige fue reconocida al año siguiente con el Premio Mundial de Fantasía como la Mejor Novela de 1995 y se mantuvo con una presencia constante en el mercado, revitalizada además en 2005 cuando se anunció que Warner produciría la película de Christopher Nolan y la eventual aparición de ediciones que buscaban usar la película como vehículo promocionnal.

La historia central es la misma que vimos en la película, pues el libro narra la rivalidad que enfrentó a Rupert Angier y Alfred Borden, dos exitosos magos británicos de finales del siglo XIX, y que terminó por destruirlos a ambos, dejando cicatrices que muchas generaciones después aún no podían sanar.

La principal diferencia entre libro y película se da en la forma de contar la historia, pues la novela puede incluso considerarse epistolar, pues esta narrada principalmente mediante documentos, en este caso los diarios de Angier y Borden. La novela abre en el presente e introduce a los nietos de los magos, que son quienes leen los diarios en cuestión, y quienes aparecen en varios capítulos en tiempo presente, mismos que van intercalados entre las distintas partes de los diarios.

La rivalidad entre ambos magos surge luego de que Borden expone como fraude una sesión espiritista realizada por Angier y su esposa. Durante el altercado hay un forcejeo que termina con Borden lanzando al piso a la esposa de Angier, quien estaba embarazada y como consecuencia de la caída pierde al bebé, sellando la agria, persistente y, por momentos, violenta rivalidad que habría de perseguir a ambos magos por el resto de sus vidas... y más allá.

El clímax de su rivalidad se da en torno a una ilusión, El Hombre Transportado, y sus variaciones y evolución, mismos que dan éxito y fama a ambos magos. Al igual que en la película, cuando Angier no puede replicar el éxito de la ilusión de Borden busca la ayuda del físico e inventor Nikola Tesla para desarrollar una adecuada respuesta al acto de su rival.

El desenlace de la historia si es muy diferente en libro y película, en parte como resultado de que el funcionamiento de la máquina de Tesla es diferente de una manera esencial, y esa diferencia provoca una resolución diferente al conflicto entre ambos magos, teniendo repercusiones en las vidas de sus descendientes.

A pesar de que The Prestige me parece la más balanceada y lograda de las películas de Nolan, debo confesar que el tono e inusual resolución que presenta la novela me gustaron más que los que vimos en la película. Se trata de una apreciación completamente subjetiva y que puede tener más que ver con temas que son de mi particular interés y que no necesariamente significan que una sea mejor que la otra.

Lectura bastante recomendada.
google-site-verification: google16104568f5df7b5d.html