septiembre 11, 2005

Y ahora una breve pausa...

Quiero aprovechar el día de hoy para hablar de uno de mis deportes (junto con el basketball y el hockey) favoritos: el futbol americano.

El pasado jueves se llevó a cabo la fiesta de Kick off de la NFL, con un espectáculo musical en varios estadios y la celebración del primer juego de la temporada regular, entre los actuales campeones, los Patriotas de Nueva Inglaterra, y los Raiders de Oakland.

Desde niño he sido aficionado de los 49ers de San Francisco (¡quienes tendrán un juego de temporada regular en el Estadio Azteca en unas cuantas semanas!), pero mi gusto por el deporte me permite apreciar juegos en donde participan otros equipos. Sentimentalmente podría decir que los Acereros de Pittsburgh son mi segundo equipo favorito (y mientras escribo esto están dando una gran exhibición ofensiva en contra de los Titanes de Tenessee), pero en términos generales me gusta más pensar en el factor humano detrás de cada equipo, así que tengo jugadores favoritos en diferentes posiciones regados por toda la liga. Y existen aquellos equipos con los cuales no simpatizo pero respeto a su staff o a algunos de sus jugadores. Mención aparte merecen los antes mencionados Pats, quienes son probablemente el equipo más cohesivo y disciplinado de la liga bajo las órdenes de uno de los más grandes genios tácticos que alguna vez hayan coacheado en la NFL: Bill Belichik. Además, ¿cómo no respetar a un equipo capaz de obtener tres campeonatos en cuatro años y que además son contendientes para lograr uno más este año?

En fin. Sólo quería sentar algún precedente por si de repente empiezo a escribir con comentarios sobre algunos juegos o jugadores. Volvemos a nuestra programación habitual.
google-site-verification: google16104568f5df7b5d.html