noviembre 25, 2005

Hellboy

Hace algunos días volví a ver Hellboy, película dirigida por Guillermo del Toro basada en el comic de Mike Mignola. Y sigue gustándome mucho. Yo conocí a Hellboy a través de los comics de Mike Mignola publicados por Dark Horse Comics desde su aparición, pero de los comics hablaré en otra parte.

Guillermo del Toro es un cineasta mexicano cuyo trabajo se ha caracterizado por incluir elementos normalmente asociados al cine fantástico o de terror, aunque sus películas no necesariamente caen dentro de ninguna de las dos definiciones. Con Hellboy ese no es el caso, pues se trata claramente de una fantasía escapista con elementos de acción, aventura y magia, donde elementos sobrenaturales conviven sin problema alguno con temas de Ciencia Ficción en un mundo que a todas luces es idéntico al nuestro. Y tal vez ese es el mayor triunfo de Del Toro, lograr una satisfactoria presentación de los elementos que hacen de Hellboy y su mundo una historia tan atractiva.

La historia de Hellboy está ligada a la del Bureau for Paranormal Research and Defense (BPRD), o Buró para la Investigación y Defensa Paranormal, el cual, según se nos cuenta, fue creado por Franklin D. Roosevelt como una medida para contrarrestar al equipo de magos y ocultistas que trabajaban para Hitler durante la Segunda Guerra Mundial.

Durante una misión del BPRD, un equipo dirigido por el Profesoor Broom impide que los nazis, con asistencia de Grigori Rasputin, abran un portal interdimensional entre la Tierra y el lugar de descanso de los viejos dioses. Después de tomar el control del sitio los soldados aliados revisan el lugar y descubren que un ser logró cruzar el portal antes de que pudieran cerrarlo. Una pequeña criatura roja con cola y unos cuernos rasurados, se esconde temerosa entre las ruinas del lugar. El Profesor Broom y el BPRD lo adoptan y lo bautizan como Hellboy.

Ya en el presente descubrimos que el BPRD ha crecido y tiene ya un historial de combatir a las fuerzas sobrenaturales que amenazan nuestro mundo, al tiempo que hacen lo posible por negar la existencia de Hellboy y sus otros operativos "especiales". Pero Rasputin ha regresado y tiene la intención de completar el trabajo que dejó inconcluso en 1945.

Visualmente la película es un festín para los ojos. Los efectos especiales y el maquillaje son realmente espectaculares pero nunca acaparan la atención del espectador pues son lo que siempre debieran ser: herramientas al servicio de la historia. El guión es del propio Del Toro, quien contó en todo momento con la asesoría y aprobación de Mike Mignola.

El elenco está encabezado por Ron Perlman, uno de los actores más infravalorados de la industria, Selma Blair, quien se ha caracterizado por aceptar papeles poco comunes que la mayoría de las actrices normalmente rehuyen, y el reconocido actor de caracter John Hurt, quienes hacen un excelente trabajo recreando a los personajes de Mignola.

Actualmente se está trabajando en un proyecto de animación para video y Guillermo Del Toro espera concluir su actual proyecto para empezar a trabajar en el guión de Hellboy 2.
google-site-verification: google16104568f5df7b5d.html